Ir a contenido

Este año el Atlético ha ganado la Liga y el Barça la Copa. El Sevilla FC ha ascendido a la máxima categoría, donde Valencia, Athletic, Levante, Espanyol, Real Sociedad o Rayo Vallecano son clubes que llevan años celebrando los goles de sus futbolistas, fichando estrellas, exportando otras y hasta en alguna ocasión llenando estadios, como hace unos años el Athletic en el viejo San Mamés.

El próximo 19 de julio la selección española que dirige Jorge Vilda debutará en la Eurocopa de Holanda frente a Portugal. Más allá de polémicas ausencias como la de Vero Boquete, las jugadoras del FC Barcelona copan una lista que se nutre igualmente de jugadoras del Atlético. Ambos clubs han dominado la competición nacional este año. Las secciones de fútbol femenino de azulgranas y atléticas se crearon oficialmente en la temporada 2001/02. En el verano del 2015 la selección femenina que aún dirigía Quereda disputó por vez primera un Mundial. Pese a que la inexperiencia las apeó antes de tiempo, la presencia de las españolas en Canadá atrajo a patrocinadores y público, ilusionado con el buen fútbol de la selección. Desde esta temporada, Iberdrola apuesta fuerte por la liga femenina, coincidiendo también con la retrasmisión por televisión de tres partidos de cada jornada, siendo dos de ellos en abierto.

UNA "UNIVERSALIDAD" DISCUTIBLE

En este contexto de expansión del fútbol femenino sorprende y hasta asombra la ausencia de una de las dos grandes marcas que dominan el fútbol masculino español, europeo y mundial. ¿Dónde está el Real Madrid? Se refiere habitualmente su presidente, Florentino Pérez, a la “universalidad”, a los “valores” del club de Concha Espina. El Real Madrid no tiene sección femenina ni en fútbol ni en baloncesto. En pleno siglo XXI y mientras las deportistas españolas se abren camino medalla a medalla, campeonato a campeonato, éxito tras éxito, cuesta creer en una “universalidad” donde solo tienen cabida los hombres. La cuestión llegó este año al parlamento cuando IU planteó una pregunta al respecto al ejecutivo.

Inicia en estos días su quinto mandato al frente del club blanco Florentino Pérez, quien en una de sus comparecencias en los medios esta semana, ha anunciado su intención de crear, por fin, un equipo femenino. Sorpresa. Pero no, no para fichar a las mejores y competir al máximo nivel, ayudando a impulsar la liga femenina. Tras la repercusión del anuncio, la realidad es que el Real Madrid piensa solo en un equipo de niñas, y no en un equipo profesional como tiene casi la totalidad de clubs de Primera. ”No vamos a fichar a una alemana o a otra de no sé dónde”, invertiremos en formación”, dijo Pérez en Onda Cero. Fue solo una ilusión. Habrá que esperar a que las niñas crezcan. Y a que el anacronismo que supone, a día de hoy, ignorar a las mujeres en deportes como el fútbol y el baloncesto caiga por su propio peso. Las “mocitas madrileñas” quieren jugar de blanco.

0 Comentarios
cargando