Ir a contenido

tú y yo somos tres

Quim Masferrer, con dos vecinos de Guils de Cerdanya, en El foraster de TV-3.

TVC

Disfrazados de ricos por la Cerdanya

Ferran Monegal

Esta semana, Quim Masferrer ('El foraster', TV-3) ha visitado Guils de Cerdanya, paraíso de segundas residencias de gente fina barcelonesa. Se han encontrado a dos vecinos, padre e hijo, Jordi y Joan, y reflexionando sobre la invasión de estas selectas criaturas que llegan en caravana todos los fines de semana, le han dicho: «La mitad son pijos. Coches impresionantes, Mercedes, Ferrari, Audi... Los hay que alquilan en Berga un coche de alta gama, y luego suben hasta aquí y se dan unas vueltas para que les vean».

¡Ahh! Es un posturismo muy humano. Nada hay más tremendo que, cuando se tiene poco, no poder aparentar al menos que se tiene algo. Salen de Barcelona en utilitario. Al llegar a Berga alquilan un cochazo. Se pasean por Guils con las ventanillas bajadas. Se hinchan a saludar montados en tan magníficos caballos. Les ven. Se hacen la ilusión de formar parte de la élite cada fin de semana. Y el domingo por la tarde regresan a su humildad. Hombre, es un ejercicio inofensivo que demuestra la fragilidad de la condición humana. Eso les pasa solamente a aquellos que la vida no les ha recompensado y no pueden ser lo que querrían. Por eso se consuelan alquilando un poco de lujo, unas horas, y marchando.

Los ricos de verdad hacen todo lo contrario. Recuerdo que una vez, hace ya bastantes años, uno de los prohombres más adinerados de Catalunya me dijo: «Yo nunca circulo por aquí con un coche que llame la atención. Los Rolls Royce los tengo en Suiza». Efectivamente. Los que tienen dinero de años, fortunas que han ido pasando de generación en generación, son verdaderos expertos en el arte del camuflaje. Ostentaciones entre el vecindario, las justas. Eso sí, la pasta a buen recaudo. ¡Ahh! A mí me parecen mucho más entrañables, y humanos, aquellos inofensivos impostores del fin de semana que, disfrazándose de ricos, consiguen unas horas de felicidad. Los sabios habitantes de las blancas montañas de Guils de Cerdanya sonríen al verlos pasar.

RAHOLA, ¿ALCALDESA? 

No pase un día más sin anotar lo que dijeron en 'Sábado deluxe' (Tele 5) cuando llegó mi admirada Pilar Rahola para ser entrevistada: «¡Quizá estamos ante la próxima alcaldesa de Barcelona!». Y  Pilar exclamó: «Nooo, ¡jamás voy a volver a la política!». ¡Ahh! Lo de posible alcaldesa es una conjetura apasionante, pero lo de que jamás volverá a la política es enternecedor: yo diría que nunca se ha marchado.

0 Comentarios
cargando