tú y yo somos tres

Visca Catalunya, ¡però Andorra més!

Se lee en minutos

La ’Mare superiora’, arrodillada ante un cajero (’Polònia’, TV-3).

Noticias relacionadas

Bajo el título 'La coral dels Pujol', el programa Polònia (TV-3) ha escenificado a la honorable familia, todos vestidos de monja, cantándole a un banquero andorrano la melodía 'Sister Act'. ¡Ah! El recurso del musical, televisivamente hablando, siempre es muy agradecido, pero para un programa sarcástico y mordedor es conveniente no abusar mucho. A veces, en lugar de acentuar la mordida, la dulcifica. De todos los musicales que 'Polònia' ha ido construyendo a lo largo de los años, creo que los únicos que han servido para añadir más sarcasmo y más mordiente han sido los dedicados a la regia familia borbónica, y aquel tan punzante y demoledor que le dedicaron a Millet. Este de ahora, con la 'Mare superiora' dirigiendo el coro familiar, ha sido flojito. El texto de las estrofas, más que corrosivas, eran una variante mansa del humor. Tuvo mucha más fuerza e intención, por ejemplo cuando terminaron la actuación musical y la 'Mare superiora' se acercó a un cajero a sacar dinero. Esa breve imagen de la 'exprimera dama de la congregació' arrodillada, reclinada devotamente ante el aparato dispensador de dinero tenía mucha más fuerza que todo el musical anterior. Ha sido potente y luminoso ese retrato de la hipocresía, del cinismo y de la mangancia genuflexa ante un confesionario que parecía la puerta de la cueva de Ali Babá. Como también fue definitoria la última frase del programa, cuando el Puigdemont de 'Polònia' termina su monólogo con su habitual «¡Visca Catalunya!», y entonces aparece otra vez la Mare superiora y añade con una alegría inmensa: «¡Però Andorra més!». Efectivamente. La patria es la pasta. Y el paraíso, el lugar donde la escondes.

RUFIÁN, ¿MAQUIAVÉLICO O INGENUO? .- Del encuentro que mantuvo Jordi Llompart esta semana con Gabriel Rufián (Fora de sèrie, TV-3), hubo un momento resaltable, que liga con el espíritu de los patriotas del «¡Però Andorra més!». Fue cuando Llompart le preguntó: «Para esa izquierda valiente que tú dices representar, ¿el PDCAT no es una rémora?». Y Rufián contestó: «Ahora vamos juntos para conseguir un fin determinado. ¡Un fin que nos trasciende a nosotros!». ¡Ah! Con esta respuesta, Rufián podría parecer que abraza a Maquiavelo («El fin justifica los medios»). Creo que no. En esta larga y excelente entrevista de Llompart, hemos visto a un Gabriel Rufián que nos ha seducido más por su ingenuidad, que por su supuesta fiereza.