Ir a contenido

Preacuerdo de la Renta Garantizada de Ciudadanía

RAÚL MORENO // Diputado del PSC en el Parlament

Es un elemento capital para caminar hacia un nuevo modelo de protección basado en la garantía de rentas

El anuncio del preacuerdo entre el Govern y la Comissió Promotora de la Renda Garantida de Ciutadania es una buena noticia. Desde el mes marzo del año 2014 cuando la Iniciativa Legislativa Popular superó el debate a la totalidad, su tramitación ha pasado por periodos de parálisis propiciadas por el Govern y por períodos de negociación propiciados por la oposición y la comisión promotora.

La Renta Garantizada de Ciudadanía es un elemento capital para caminar hacia un nuevo modelo de protección basado en la garantía de rentas. El objetivo fundamental es asegurar que todos los catalanes y catalanas dispongan de unos ingresos mínimos que les garantice las necesidades básicas, los apodere y les acompañe para salir de la situación de exclusión social, generando un nuevo derecho subjetivo, aplicando itinerarios de inserción social y laboral e incidiendo en la nueva realidad existente en nuestra sociedad.

CRECIMIENTO DESIGUAL E INEQUITATIVO

A pesar de la recuperación económica, la sociedad catalana sigue sufriendo un crecimiento desigual e inequitativo. Cada vez es más difícil establecer el umbral por el que una persona puede vivir autónomamente o caer en la exclusión permanente. El reto de los próximos años se centrará en cómo luchamos contra la cronificación de la pobreza y la exclusión, también entre las personas activas laboralmente pero con condiciones precarias.

El reto de los próximos años se centra en cómo luchamos contra la cronificación de la pobreza y la exclusión

La compatibilidad con las rentas del trabajo se ha convertido en el caballo de batalla en la negociación. Tal y como pedían los sindicatos, se complementarán gradualmente los ingresos de los trabajadores pobres. No es un tema menor. Habrá que revisar cuál será su impacto real en el mercado laboral catalán, y el papel de la Inspección de Trabajo para evitar el abuso laboral que pueda derivarse. Por este motivo es relevante la tarea que la comisión de seguimiento de la renta garantizada deberá hacer, tanto por el despliegue de la ley, por su complementariedad con las pensiones y subsidios estatales, como por el resultado de su aplicación. Desde el PSC consideramos que hay que ser muy cuidadosos y estaremos muy atentos en la aplicación de la complementariedad con las rentas del trabajo.

GARANTIZAR UN PLAN DE INSERCIÓN EFECTIVO

Siempre hemos defendido la necesaria vinculación de aquellos beneficiarios de la renta garantizada con el cumplimiento de un programa de inserción social y laboral, porque el objetivo fundamental de la renta debería ser dejar de cobrarla, con la condición de que las personas han podido insertarse laboral o socialmente gracias a un buen acompañamiento profesional. Todavía hoy, el Govern no ha concretado cómo garantizará que todo el mundo tenga un plan de inserción efectivo, ni tampoco cuántos profesionales tanto del Servei d'Ocupació de Catalunya como de Serveis Socials se incrementarán para hacer frente al aumento de las solicitudes. Si se quiere que la renta garantizada sea efectiva debe ir acompañada de los recursos humanos, técnicos y económicos suficientes para evitar los pocos éxitos que la renta mínima de inserción ha tenido en la inserción social de quienes la recibían.

Si se quiere que sea efectiva debe ir acompañada de recursos humanos, técnicos y económicos suficientes

El proceso para conseguir que la renta garantizada sea una realidad no ha terminado. Ahora la ponencia deberá terminar su trabajo y dar respuesta a estos y otros interrogantes que aún quedan sobre la mesa, como por ejemplo, la complementariedad de la renta garantizada con otras prestaciones sociales, con las pensiones no contributivas y de viudedad (por las que habrá que modificar otras leyes retrasando su aplicación), la participación de las entidades municipalistas en la comisión de seguimiento y, finalmente cómo se financiará.

LA PRIORIDAD DE UNA MEMORIA ECONÓMICA

Renunciar, como ha hecho Junts Pel Sí con los votos del PP, a una reforma fiscal progresiva para incrementar los recursos de la Generalitat y financiar una prestación de estas características es, simplemente, contradictorio. Más aún si tenemos en cuenta que se ha llegado a un preacuerdo sin una memoria económica que consideramos fundamental para saber si lo que se firma es posible o lo que se busca es llenar la hoja en blanco en políticas sociales del Gobierno en los últimos años . Finalmente, la renta garantizada sólo será efectiva con un buen proceso de aplicación, y es aquí donde estaremos atentos a las amenazas que se puedan producir.

Avanzar hacia una renta garantizada que dé una verdadera respuesta a las familias en riesgo de exclusión social es el reconocimiento de la ingente tarea de la sociedad civil, entidades sociales, sindicatos, y de algunos partidos políticos. Para los que participamos en la recogida de firmas, en las manifestaciones ciudadanas e, incluso, apoyando la huelga de hambre que la comisión promotora hizo hace pocos meses, es un motivo de celebración. Ahora habrá que trabajar desde la ponencia para tener una ley efectiva que ponga fin a cinco años de inacción del Govern ante los peores años de crisis social y económica en Catalunya.

(*) Raúl Moreno es diputado del PSC y ponente de la Renda Garantida de Ciutadania

0 Comentarios
cargando