Ir a contenido

Editorial

Barcelona saca otro suspenso en contaminación

ARCHIVO / DANNY CAMINAL

Barcelona saca otro suspenso en contaminación

El 95% de la población respira una cantidad de partículas contaminantes que superan los niveles recomendados por la Organización Mundial de la Salud

Barcelona cosecha otro suspenso en una de sus asignaturas pendientes: la calidad del aire. De nuevo un informe sobre la contaminación en la ciudad arroja unos resultados preocupantes y suma argumentos para afrontar de manera decidida lo que ya es considerado por los barceloneses como uno de los graves problemas ciudadanos. Nada menos que el 95% de la población respira una cantidad de partículas contaminantes que superan los niveles recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), según el estudio de la Agencia de Salud Pública, que apunta otro índice amenazador: el peligroso dióxido de nitrógeno que expulsa al aire el tráfico rodado afecta al 68% de los ciudadanos con valores superiores a los que fijan la OMS y la UE. 
A estas alturas no existen dudas científicas de la estrecha relación entre contaminación ambiental y mortalidad prematura en personas con enfermedades cardiovasculares, respiratorias y cáncer de pulmón, aparte de agravar otras dolencias no menos dañinas, como el asma, la diabetes o la hipertensión.Se estima en 3.500 las muertes relacionadas cada año con la polución en el área metropolitana. Son todos ellos motivos más que sobrados para poner en marcha las iniciativas anticontaminación previstas, entre las que destaca la prohibición paulatina de circular a los vehículos más contaminantes que de forma obligada deberá ir acompañada del fomento del transporte público. La salud colectiva no admite más vacilaciones.