Ir a contenido

Placeres escondidos

Albert Espinosa

El escritor descubre placeres ocultos de la gente y comenta lo mejor de su semana

Artículo 534. El otro día iba en tren y todos en mi vagón estaban mirando móviles, escribiendo en ordenadores, vociferando por teléfono o simplemente dormitando. Pero de repente me di cuenta que había una persona que miraba el paisaje, que sonreía y que no quitaba ojo de todo lo que se divisaba desde la ventana del tren.

Su felicidad contrastaba con el resto, no pude más que acercarme y averiguar si es que era su primer viaje en tren y de ahí su emoción. Y resulta que no, lo que me contó fue que... Bueno casi os lo cuento después de lo mejor de mi semana.

Tercer puesto.  'La libertad primera y última' de Krishnamurti (Kairós). Cada una de las palabras del maestro debes masticarlas hasta que te acerques mínimamente a lo que deseaba contarte. Digieres sabiduría infinita.
Segundo lugar. 'Codi de barris' (Betevé). Uno de esos programas que son irresistibles, te enseñan cosas que no conoces y acabas descubriendo unos presentadores que supuran felicidad.
Primera posición. 'El club de la mitjanit' (Esport 3 / Catalunya Ràdio). Me entusiasma el buen rollo de todo el equipo, rezuman ganas de vivir y consiguen que disfrutes con su forma de ver el mundo.

Y lo que me contó aquella persona es que amaba los trenes, que viajaba por sentir el traqueteo y mirar por la ventana. Hacia viajes cortos desde Madrid de ida y vuelta el mismo día porque amaba ir en tren. Sonreía de felicidad al contarme su placer oculto.

Fue entonces cuando pensé en cuanta gente debía sentir placeres escondidos en lugares que se utilizaban para otros propósitos. Me di cuenta que en mi gimnasio había gente que no hacía deporte, quizás disfrutaban con ver agotarse a los otros o simplemente por formar parte del deporte colectivo… O pensé que en el teatro había gente que no miraba el escenario sino que tan sólo olían la magia de aquel lugar. Ahora no puedo dejar de mirar sitios y encontrar gente practicando sus placeres ocultos. ¡Feliz domingo!

Temas: Libros

0 Comentarios
cargando