Ir a contenido

Lectura y literatura

Leer no nos hace libres

Leer no nos hace libres

Najat El Hachmi

La lectura, para que tenga realmente tal efecto, tiene que consistir en una experiencia transformadora como solo puede ser el arte

La biblioteca era mi mundo y en ella descubría todo lo que existía más allá del barrio, la familia y el colegio. Allí podía hacer lo que quisiera, desafiar todas las fronteras que se me imponían en la vida real. Una biblioteca es un espacio sin límites. Por eso a menudo daba con libros que no entendía. Pero seguía leyendo porque la libertad también es eso, ir más allá de lo que en un momento dado, por edad, por conocimiento de la lengua, por bagaje vital o cultural, podía comprender. Era una especie de ambición proyectada en la lectura, un espíritu de superación que a menudo me traía momentos de gran desánimo. No sé a qué edad fue, pero recuerdo intentar entender por todos los medios La magnitud de la tragèdia o La insoportable levedad del ser. En vano.

Leer nos hace más libres, es cierto, pero no cualquier cosa. Nos lo recordaba Eduardo Mendoza la semana pasada: se fomenta mucho la lectura, poco la literatura. Cualquiera diría, repasando las lecturas obligatorias, que lo que se quiere conseguir son lectores de libros juveniles de por vida. Con todos los respetos por la buena literatura juvenil, que es un comienzo excelente. Pero es que muchos lectores no pasan nunca de aquí.

La raíz del problema es creer que la lectura, si es una actividad placentera, no puede requerir ningún tipo de esfuerzo. Solo hablando de deportes parece socialmente aceptada la necesidad del entrenamiento para mejorar y llegar a ser más competentes. Pero si nos referimos a leer, entonces no se pueden tolerar el aburrimiento o la dificultad en la comprensión, los numerosos obstáculos que supone leer obras de gran calidad literaria.

Leer nos hace libres si no es un mero y banal entretenimiento que nos resbala sobre la piel como si nada. Leer, para que tenga realmente tal efecto, tiene que consistir en una experiencia transformadora como solo puede ser el arte, tendría que remover algún punto recóndito de nuestra vida interior. 

Temas: Libros

0 Comentarios
cargando