Ir a contenido

Pequeño observatorio

Unas 'creus' que ayudan a la memoria

Josep Maria Espinàs

Francesc Burrull, el músico que tanto hizo por la Nova Cançó, es uno de los hombres más cordiales que he conocido

En este mundo en que vivimos hay muchas cosas que son difíciles de hacer. Dejo de lado todas aquellas que son difíciles para nuestras limitadas capacidades en unos ámbitos concretos. Por ejemplo, yo siempre he sido incapaz de pelear físicamente con alguien, y podría sentirme orgulloso de considerarme pacificador si no fuera que la verdad es esta: nunca he tenido una musculatura suficiente para hacerme pensar que, enfrentado con otro chico cuando yo era joven, podría ser el ganador.

Los romanos ya sentenciaron que era correcto utilizar la fuerza contra la fuerza. Lícito quizá sí, pero también temerario cuando la fuerza es escasa. En cualquier caso, la fuerza no es siempre física. Existe la fuerza de la inteligencia, de la pasión, de la voluntad.

Algún tipo de fuerza han tenido, a lo largo de sus vidas, las personas que hace pocos días han sido distinguidas con la Creu de Sant Jordi. Carme Chacón ha sido reconocida después de su muerte. Pero también otros catalanes, de diversos ámbitos. Citaré algunos a los que he tenido la suerte de conocer. Felizmente vivos.

Teresa Gimpera, la modelo que me presentó Leopoldo Pomés, una profesional que se presentaba a los 'castings' con un maletín donde llevaba todo lo que se imaginaba que podía ser útil. Su profesionalidad no tenía precedentes. Borja de Riquer, la inteligencia historiadora y tranquila en la en la Acadèmia de Bones Lletres. Josep Cuní, dominador de la radio. Y también se ha concedido la Creu de Sant Jordi a Francesc Burrull, el músico que tanto hizo por la Nova Cançó y que es uno de los hombres más cordiales que he conocido.

Alguien puede pensar que se dan demasiadas Creus de Sant Jordi. Yo pienso que no, porque no se trata de caer en un discutible elitismo. La distinción la considero como un «eh, amigos, ¡aquí hay alguien que ha hecho algo que valía la pena hacer!». En estos casos se suele decir «gracias».

0 Comentarios
cargando