Ir a contenido
El síndrome Enoch Soames

El síndrome Enoch Soames

Ricard Ruiz Garzón

El último libro de Jame Gleick aborda los viajes en el tiempo

En 1916, en la revista 'Century', Max Beerbohm publicó un relato titulado 'Enoch Soames'. En él, Soames es un escritor del Londres de 1897 al que obsesiona saber si pasará a la posteridad. "¡Dentro de cien años!", grita. "¡Si yo pudiera volver a la vida entonces!". En esas anda cuando un ser fáustico le ofrece saltar cien años al futuro. Pero no al estilo H. G. Wells, con un triciclo 'steampunk', sino de forma sobrenatural. Proyectarle, "¡puf!", y listos. Enoch acepta, y una vez en 1997 corre al Museo Británico y busca la 'S' en un catálogo. ¡Sí, allí está! Enoch Soames, lee, fue... un personaje imaginario de un cuento escrito por Max Beerbohm en 1916.

Un siglo después, a 20 años de la experiencia de Soames, el viaje del tiempo es un meme tan extendido que hasta Homer Simpson lo emula mientras desmonta una tostadora. Antes de Wells y 'La máquina del tiempo', sin embargo, no existía ni el concepto. Sí, en el 'Mahabharata' Kakudmi sube al cielo y al volver han pasado épocas, y Rip van Winkle salta al futuro durmiendo y 'Un yanqui en la corte del rey Arturo' hace lo contrario de un golpe en la cabeza, pero... ¿qué es eso comparado con 'Regreso al futuro', 'Doctor Who', 'El Ministerio del Tiempo' o la reciente 'The Arrival'? ¿Qué es todo eso comparado con la lejía del futuro?

Eso es, claro, Wells, Asimov, Finney, Bester, Lem, Borges, Amis, Adams, Le Guin, Gibson, Willis, Chiang, Murakami y Tom Stoppard, entre otros. Eso es una aproximación literaria, y científica, a un asunto que está a punto de saltar por los aires ahora que los relojes son teléfonos y los teléfonos lo hacen todo. Conviene meditarlo, y nadie lo hace con el rigor, el estilo, la amenidad y la mezcla de profundidad científica y referentes populares con que acaba de hacerlo el tecnólogo James Gleick, el autor de 'Caos', 'La información' y las biografías de Newton y Feynman que fueron finalistas del Pulitzer. Su nuevo libro en Crítica, 'Viajar en el tiempo', es un gran ensayo divulgativo, y el manual perfecto para el cronoturista. A mí me ha permitido escribir lo anterior y viajar directamente al próximo Sant Jordi: ya me veo regalándolo ese día hasta contrarrestar, en lo que pueda, a tanto superventas con aires de Enoch Soames.

Temas: Ensayo Libros

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.