Ir a contenido

EL 'PROCÉS'

Este muerto está muy vivo

Andreu Pujol Mas

Se ve que el independentismo está muerto, pero más del 50% de los catalanes defienden que se tiene que hacer el referéndum

A lo largo de estos años se han repetido periódicamente los augurios fúnebres que presagiaban el peor de los fines para el independentismo. Tenía que ser una moda pasajera que terminaría con la recuperación económica, cuando la gente tuviera suficiente dinero para salir al cine y después ir a tomar un par de gintónics entre risas y distensión.

Eso me recuerda un fragmento del programa 'Bienvenue a Groland', del Canal+ francés en el que un reportero entrevistaba a un hombre que decía ser vidente. Cuando el supuesto vidente aseguró que preveía el futuro, el reportero le pegó una bofetada en toda la cara mientras le preguntaba: "¿No la has visto llegar?". 

Unos días atrás volvieron a salir datos del CEO con el mismo ímpetu que la mano del reportero francés. Se ve que el independentismo está muerto, pero más del 50% de los catalanes defienden que se tiene que celebrar el referéndum independientemente de lo que opine Mariano Rajoy. Al mismo tiempo, el 73% dicen que irán a votar aunque las instituciones españolas les den la espalda, lo cual ya es en sí mismo un acto de soberanía

Entre los participantes del referéndum, el voto favorable a la independencia se impondría claramente y, por lo tanto, los políticos unionistas pueden tener un grave problema si se empecinan en continuar con su estrategia de boicot antidemocrático. 

Respecto a la política representativa –con unos escenarios que es muy probable que queden invalidados en los próximos meses– Junts pel Sí y la CUP rondarían la mayoría absoluta nuevamente, ERC se pondría en primer lugar en el Congreso y Oriol Junqueras es el líder mejor valorado, seguido por Puigdemont y Benet Salellas

Atando cabos, sonrío pensando en una anécdota que les pasó a unos conocidos, fruto de la rumorología típica de los pequeños pueblos, cuando un día, yendo a dar el pésame a casa de los vecinos por las consecuencias de un accidente de tráfico, les abrió la puerta la supuesta difunta, fresca como una rosa. 

0 Comentarios
cargando