Ir a contenido

ENCUENTRO EN LA CASA BLANCA

Merkel y Trump, durante su reunión en el Despacho Oval de la Casa Blanca, en Washington, el 17 de marzo.

EFE / PAT BENIC

¿Personas o transacciones financieras?

Josep Oriol Pujol Humet

Merkel defendió ante Trump un modelo, el de la globalización y el liberalismo económico, que nos llevó a la última crisis y que es tremendamente injusto con los más débiles

El pasado día 17, la cancillera alemana Angela Merkel fue recibida en la Casa Blanca por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Las diferencias entre ambos son tan marcadas que al parecer el dirigente norteamericano evitó darle la mano dentro del Despacho Oval ante la prensa. Formalmente le había cuestionado por "arruinar Alemania" con la política de acogida de refugiados, a lo que Merkel respondió recordando la Convención de Ginebra que obliga a sus firmantes a acoger, por razonas humanitarias, a los refugiados que huyen de la guerra .

Pero esta, al parecer, es una diferencia "relativa", pues hoy Europa tiene blindadas sus fronteras y la cancillera pactó con Turquía la retención de los inmigrantes  e incluso la "devolución" de miles de personas procedentes de los campos de refugiados griegos. El problema "de fronteras" fundamental que preocupa al gobierno presidido por Merkel, del que también forma parte el Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) -principal partido socialista europeo-, es el cierre de fronteras en la economía globalizada. La canciller y el cortejo de empresarios que viajaron a Washington están preocupados por poder continuar exportando por encima del que Alemania importa de Estados Unidos y que ha provocado la afirmación de Trump referida a que "ve demasiado Mercedes por New York".

Los europeos hubiéramos estado más orgullosos de serlo si el verdadero motivo del viaje hubieran sido las personas

La líder europea viajó a América para defender la globalización, el liberalismo económico, frente el proteccionismo populista de un xenófobo Trump. Merkel defendió su industria pero por encima de todo un modelo económico que nos llevó a la última crisis y que es tremendamente injusto con los más débiles. ¿Dónde queda el modelo europeo de Estado del bienestar? ¿Qué ha sido de la clave en la recuperación europea después de la Segunda Guerra Mundial, con un gran pacto entre la socialdemocracia y la democracia cristiana? Los europeos hubiéramos podido estar orgullosos de serlo si el verdadero motivo del viaje hubieran sido las personas.

 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.