Crear sentimiento europeo

2
Se lee en minutos
La bandera de la UE durante la ceremonia de establecimiento de la presidencia semestral de Chipre, en el 2012. 

La bandera de la UE durante la ceremonia de establecimiento de la presidencia semestral de Chipre, en el 2012.  / KATIA CHRISTODOULOU (EFE)

Una de las víctimas claras de la crisis económica ha sido el sentimiento pro europeo de los ciudadanos. En el 2007 los partidarios de la UE llegaban al 53% frente al 14% de contrarios (el resto se declaraban neutrales). En el 2013 los favorables eran solo el 30% y los contrarios un 29% (Fuente. Barómetro de la Comisión Europea). Desde entonces y a pesar de la recuperación económica, las cosas han mejorado poco: a favor 35%, en contra, 25%.

Todos percibimos el auge de los nacionalismos en la UE (en Francia, Holanda, UK, Austria, etc.) y también ahora en Estados Unidos. El nacionalismo lleva aparejado un desdén o desapego a todo lo que supone 'unión', que ahora es denostada con el adjetivo 'global'. Es curioso que antes esta palabra tenía un significado positivo y ahora es percibida como muy negativa. Los cambios ideológicos empiezan con cambiar el sentido de las palabras.

Creo que este desapego hacia la UE se produce por la falta de respuesta rápida, potente y eficaz ante la tremenda crisis económica de 2008-13. Desde mediados de los 80 habíamos vivido una época de expansión económica, creación de riqueza, mejora de los servicios sociales, infraestructuras, etc. como nunca antes habíamos tenido. Y todo bajo el paraguas de la UE. Además el ciudadano experimentaba la sensación de que se movía por Europa como por su casa, que tenía muchas cosas en común con el resto de ciudadanos europeos; las barreras entre el ciudadano francés y el alemán, el español y el francés iban desapareciendo; en definitiva nos sentíamos un poco más en casa cuando íbamos por Europa, y menos extranjeros (extraños).

Es sabido que las crisis económicas hacen a los pueblos más egoístas; a falta de ayuda exterior cada uno va a su rollo intentando rehacerse como puede; y los demás, pues que se busquen la vida. Creo que esto es lo que ha pasado.

Noticias relacionadas

Un segundo factor que, creo, ha contribuido y mucho a la pérdida de sentimiento europeo, es que la UE no ha fomentado para nada ese sentimiento. Y me refiero a 'sentimiento'. Para fomentar la unidad es necesario fomentar 'sentimientos comunes'. No se puede 'hacer país', unir a las personas, solo en base a acuerdos económicos, moneda común, etc. Hace falta crear sentimiento. Y los sentimientos se crean con signos (banderas y tal), con himnos, con celebraciones comunes. Los sentimientos se inculcan en la escuela y en la familia. Un niño no nace español, francés o alemán, lo educas como tal. Pues creo que un poquito de sentimiento europeo en la escuela vendría bien, si es que queremos realmente crear una unión europea de verdad.

Llevar a cabo esto no es difícil en absoluto. Basta ver lo que hacen los americanos. Juegan la Super Bowl y lo primero es el himno y la bandera. Yo me pregunto, ¿no se podría hacer lo mismo en la final de la Champions, empezar con el himno y la bandera europeos? ¿No deberíamos tener una fiesta común europea? Tenemos fiestas municipales, autonómicas, estatales, ¿Cómo es que no tenemos una fiesta europea? Si no la tenemos es que no nos interesa mucho el tema. Y aquí puede estar el quid del problema. Si realmente se fomenta el espíritu europeo, muchos estratos de la administración pública actual perderían su utilidad y muchos de los que mandan verían peligrar sus puestos.