Ir a contenido

LA CLAVE

El expresident Artur Mas y el fiscal Emilio Sánchez Ulled.

"Abogadoo, abogadooo"

Neus Tomàs

En los multiples juicios mediáticos de los últimos tiempos, hay juristas que copan el 'star system' de las togas

Es muy probable que mi fascinación por la serie The Good Wife –y ahora por The Good Fight– me condicione a la hora de valorar cómo actúan determinados fiscales y abogados. Un deslumbramiento que no ha hecho más que aumentar gracias a la retahíla de juicios de las últimas semanas. Debo confesar mi embelesamiento por dos de los protagonistas que ya forman parte del 'star system' de las togas. 

Uno es Emilio Sánchez-Ulled, a quien se ha bautizado como el Messi de la fiscalía. Una de sus intervenciones estelares fue cuando en la vista del 'caso Palau', Fèlix Millet reconoció que «cobraba de muchos sitios". La respuesta de Sánchez-Ulled, sin pestañear, pero con un sarcasmo envidiable, fue: "Ya me he dado cuenta". 'Touché'.  

Como describió el compañero Rafa Julve en una de sus crónicas, este fiscal atizó a Artur Mas durante el juicio por el 9-N como no lo había hecho ningún rival político. Y sí, lo hizo casi sin pestañear y sin un solo aspaviento.  

SEGURO DE TODO

El otro profesional que me tiene abducida es Cristóbal Martell. No puedo evitarlo, es verlo y acordarme del "abogadooooo" de Robert de Niro  (y también de la gran parodia de Andreu Buenafuente). Es imposible que nadie esté siempre tan seguro de todo, pero él lo aparenta. Incluso fuma con tanto señorío que hace dudar de que darle al pitillo sea malo. Un día está en la Audiencia Nacional acompañando a un Pujol y al día siguiente enciendes la tele y te lo encuentras de 'superabogado' de Ferrovial en el caso 3%. Su cara es de aquellas que te suena porque ha participado en el juicio a la 'Gürtel', como letrado del extesorero Álvaro Lapuerta; en Nóos, contratado por el extesorero del famoso instituto; o defendiendo a Messi y a Neymar, y lo veremos en el 'caso Mercuri' contratado por el exalcalde de Sabadell Manuel Bustos. Sabe por lo que calla y cobra (me imagino que no poco) por su experiencia. 

En uno de los episodios de 'The Good Wife' la fiscal le pregunta a la abogada protagonista: "¿Qué haces cuando todo ha terminado?". Y Alicia Florrick le responde: "Volver a empezar". Igual que Sánchez-Ulled Martell.