Ir a contenido
El exteniente de alcalde de Barcelona Antoni Vives, abandona su casa en un coche policial tras haber sido detenido este jueves por la Guardia Civil para registrar su despacho.

EFE / ANDREU DALMAU

La mierda y Copisa

Albert Sáez

Pujol le dijo a Mas que se quedaba toda la mierda, pero lo cierto es que siguió fabricándose en CDC

Nunca reparamos en los nombres de los corruptores, como Copisa, que sale en todas las salsas del 3%

Dice Pujol sénior que pactó con Mas quedarse "toda la mierda" tras su confesión del 2014. Todo indica que había más mierda de la entonces reconocida. Y que siguió fabricándose cuando los Pujol dejaron de gestionar la antigua CDC. Y que pudo continuar produciéndose mierda incluso después de aquel pacto. Nunca sabremos si son ciertas las leyendas policíacas sobre los pactos de Pujol con las altas instancias del Estado y con los sucesivos inquilinos de la Moncloa para taparle la mierda a cambio de su apoyo en el Congreso y de contener el nacionalismo en Catalunya. Pero lo cierto es que determinadas prácticas -el juez determinará hasta qué punto son ilegales- se han mantenido cuando la antigua CDC se sabía desprotegida y vigilada. "Son drogadictos" me decía la mañana del jueves una persona que tuvo cargos relevantes en la antigua CDC. "El error fue cambiar el nombre del templo en lugar de echar a los mercaderes del templo". Solo la firmeza de Marta Pascal en cerrar el paso a determinados nombres en la nueva dirección del PDECat alivia la tristeza actual de muchos militantes de CDC que tuvieron que cambiar de partido a pesar de no haber robado un euro.

Hay, pues, una línea de continuidad de la mierda que llega hasta la última dirección de CDC. Y hay otras en el lado de los corruptores. Copisa, siempre Copisa en todas las salsas del 3 por ciento, dentro y fuera de Catalunya. Copisa que nació de las obras públicas encargadas por el franquismo en los embalses del Pirineo y que sigue campando desde su cuartel general en la flamante plaça Europa de l'Hospitalet hasta que despidió a Xavier Tauler. Es muy difícil acabar con la corrupción solo cambiando unos políticos llenos de mierda por otros que acabarán estándolo porque alguien desde el otro lado está dispuesto a fabricarla. Solo se intuyen dos soluciones: hacer como los americanos, o antes los italianios, y poner al exconsejero delegado de Copisa como 'president' de la Generalitat o inhabilitar a toda empresa investigada por corrupción para participar en licitaciones públicas. Además de limpiar la mierda, estaría bien dejarla de fabricar.  

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.