Ir a contenido

IDEAS

Respirar en libertad

Jordi Puntí

La llegada de Donald Trump al poder de Estados Unidos, con el uso continuado de mentiras para crear estados de opinión, ha provocado que '1984', la novela de George Orwell, vuelva a las listas de los libros más vendidos. Muchos ciudadanos leen la distopía futurista de Orwell como un ensayo para entender el presente y, sobre todo, el futuro funesto que acecha. No es la única señal. Estos días, los contrarios a Trump se remiten a la tradición civilizada de su país como antídoto ante la barbarie creciente. Veto a la inmigración, racismo, autoritarismo... Hay quienes recuerdan que esta semana se han conmemorado cien años de 'El inmigrante', filme clave de Charles Chaplin, y luego lo subrayan con las palabras inscritas al pie de la estatua de la Libertad, en Nueva York: “Dadme vuestra gente cansada, pobre, hacinada, deseosa de respirar en libertad”.

Ante Trump, muchos ciudadanos leen la distopía futurista de George Orwell '1984' para entender el presente y el futuro funesto que acecha

Como en el caso de Orwell, a menudo se buscan también indicios en las novelas que han retratado el ascenso de un dictador capitalista, a ser posible con conexiones con el nazismo. Así se cita 'El hombre en el castillo', la distopía de Philip K. Dick sobre una América que pierde la segunda guerra y es gobernada por las fuerzas fascistas, y lo mismo ocurre con 'El complot contra América', de Philip Roth, que juega con la idea de una América distinta después de que Charles Lindbergh, el aviador y simpatizante nazi, ganara las elecciones de 1940.

Estos días Ursula K. Le Guin, autora de novelas ciencia ficción, ha alertado del error de comparar las invenciones de un novelista con los “hechos alternativos”. La ficción es una cosa, dice, y la realidad otra distinta, que no permite versiones alternativas. Quizás la mejor manera de conocer a Trump, el lugar de donde sale y hacia dónde va, sea la ficción realista actual. Un buen ejemplo reciente es la novela 'El eterno intermedio de Billy Lynn', de Ben Fountain (Contra), y su adaptación para el cine a cargo de Ang Lee. La historia de un héroe de la guerra de Irak, que vuelve a su país para recibir honores, es también un alegato antibelicista y el retrato de un país devastado y en manos de los magnates millonarios, desalmados peligrosos y cínicos como el propio Trump.

0 Comentarios
cargando