EL MACHISMO Y LA CASA BLANCA

El futuro es femenino

El porvenir será de las mujeres en la medida que tengamos algo que decir en voz alta

2
Se lee en minutos
Donald Trump jura como presidente numero 45 de la historia de EEUU, junto a su esposa, Melania, y su hijo Barron. 

Donald Trump jura como presidente numero 45 de la historia de EEUU, junto a su esposa, Melania, y su hijo Barron.  / EFE / JUSTIN LANE

Azorada ante las últimas noticias procedentes de Estados Unidos, con la puesta en escena estilo Hollywood Hollywood de la inauguración del período presidencial, sigo en directo la Women’s March de Washington. Una de las divisas capitales del movimiento en defensa de los derechos civiles dice 'The future is female' (El futuro es femenino). Esta frase es muy sugerente si nos detenemos a pensar en el contexto.

La Women’s March es un contrapunto relevante a la deriva machista instalada desde la campaña del republicano Donald Trumpderiva machistaDonald Trump, no solo con las palabras sino sobre todo con la actitud del personaje. 

En contra de la visión  de la feminidad que representa Melania Trump, emerge la Women's March

El papel que juega su esposa, Melania, es un síntoma evidente y acaba de completar el panorama: en una de sus apariciones en el Hotel Trump de Nueva York, y ante la insistencia de su marido, ella se acerca al micro. En general, no se acaba de ver cómo se encuentra esta señora, no parece cómoda, ni tranquila, más bien asustada o cohibida. Todo es un poco violento. Ella no quiere hablar, Trump insiste, la deja sola en la tarima.

 BONITA Y DE RALPH LAUREN

Al final pronuncia unas palabras breves, tímidas, frases hechas que me recuerdan a Sandra Bullock en 'Miss agente especial' en un concurso de belleza respondiendo a los periodistas que su deseo para el futuro es "la paz en el mundo". Melania recibe las felicitaciones de su marido: ¡muy bien, bonita, qué bien lo has hecho!, ¿ves como sí puedes hablar?

No parece, pues, que el futuro sea femenino en el sentido de la tontorrona linda que coge el micro cuando se lo piden. ¡Todo el mundo la encuentra tan bonita! No importa lo que diga.    

Los medios, por su parte, se han dedicado a comentar el diseño de Ralph Lauren o el estilo de Jackie Kennedy de la primera dama, como si se tratase de una figurita para los anales de la Casa Blanca sin casi nada en la cabeza, pura imagen sin palabras.

IGUALDAD Y LIBERTAD DE DERECHOS

En contra de esta visión reduccionista de la feminidad como carcasa vacía, el movimiento Women’s March defiende la inteligencia sensible de las mujeres, sujetos que tienen ideas y el derecho a hablar en primera persona sin necesidad de que alguien las autorice a ello. Hablan en nombre propio, pero también de los que no se atreven a hacerlo.

El futuro es femenino engloba esta aspiración de las mujeres a defender un sentimiento especial de la política y la justicia basado en la igualdad de derechos y la libertad de expresión, en la posibilidad de tomar la palabra en voz alta para denunciar la opresión y el miedo.

La voz femenina, tan a menudo definida como una pequeña voz, se transforma así en porta-voz, en un eco que hace sentir al mundo las novedades de una palabra liberada, con ideas propias a propósito de una relación diferente, más respetuosa y tolerante, entre personas. En Washington, a punto de entrar en el metro, una chica joven lleva una pancarta que dice 'Free Melania' (Liberad a Melania).

Noticias relacionadas

Este es el punto preciso sobre el que todas nosotras debemos reflexionar para hacer ver a nuestras hijas, amigas, sobrinas, primas, hermanas, que el futuro será femenino en la medida que tengamos algo que decir en voz alta. 'Join us!'