Ir a contenido

Pequeño observatorio

Cine y neurociencia

Ángeles González-Sinde

Las películas ayudan, según una terapia reciente, a recuperar ciertas funciones del cerebro, conexiones y habilidades del pensamiento

«Como muchos europeos hoy en día, tengo dos trabajos” así abría, entre bromas, su intervención en Madrid el jueves pasado el guionista irlandés Robert Taylor, presidente de FSE, Federación de Guionistas Europeos. Como en los chistes de la infancia, le acompañaban un guionista polaco, una alemana, una francesa, un italiano, un irlandés y un británico, el único que podía afirmar que la situación del gremio es buena tanto en derechos como en remuneración. Natural, son un sindicato con todas las de la ley, no distinto del de mineros o ferroviarios y en el Reino Unido, seas 'brexit' o 'bremain', los sindicatos siguen teniendo fuerza para hacerse respetar en una mesa de negociación.

El panorama de la escritura audiovisual en Europa que describieron, aparte de la excepción británica, es bastante desolador: el precio de los guiones se ha desplomado y los abusos de la patronal, o sea, productores y cadenas de televisión, se han extendido. Mal de muchos consuelo de tontos podría ser la moraleja, pero la idea que nos llevamos del acto organizado por la asociación de guionistas ALMA, fue otra: la única fuerza de los profesionales es tomar conciencia, poner voluntad y sacar tiempo de donde no hay para juntarnos y compartir información, penurias y circunstancias ante esa incertidumbre constante de la que otros se aprovechan.

TERAPIA CONTRA ENFERMEDADES MENTALES

Como contrapunto y porque así son los buenos guiones, nos sorprenden, acabé tomando un café dos días después con un prestigioso psiquiatra, el doctor Luis Caballero. Me habló de algo entre mágico y científico: la psicocinemática. Es una terapia reciente que se utiliza en pacientes con enfermedades mentales graves para ayudarles a recuperar ciertas funciones del cerebro. Ven películas, las comentan y se analiza luego el efecto movilizador que los visionados tienen sobre las neuronas. El cine ayuda a recuperar conexiones y habilidades del pensamiento. Compañeros, resulta que, pese al desinterés de los políticos y el desprecio de quienes nos contratan, hacer cine sirve a las personas. No dejéis de teclear.

Temas: Películas Cine

0 Comentarios
cargando