tú y yo somos tres

1
Se lee en minutos

Virginia se queda, Loreto expulsada (’Masterchef junior’).

Es una buena idea que 'Masterchef junior' (TVE-1) haya arrancado temporada a las puertas de la Navidad. Estas fiestas son fundamentalmente una alegría de niños y un resignado quebradero de cabeza de mayores. Y precisamente eso es lo que se ha visto claramente en la primera eliminación de este 'Masterchef': los tres adultos del jurado (Samantha Vallejo-Nájera, Pepe Rodríguez y Toni Cruz) se han tenido que enfrentar a un dilema doloroso: elegir entre dos concursantes gemelas de Jerez de la Frontera, Virginia y Loreto, de 12 años. Puestas las dos a cocinar una brandada de bacalao, resulta que a Virginia le salió una textura fina y deliciosa; en cambio, a Loreto el ajo fue su perdición y quedó fuera del concurso inmediatamente. Hombre, separar a dos gemelas es discutible, y más todavía habiéndolas puesto a competir directamente entre ellas dos. Las gemelas televisivas más famosas de la historia, las hermanas Olsen, nunca fueron separadas por la tele. Para la industria televisiva eran una bendición. Se hicieron muy populares en la serie 'Full House' (en España, 'Padres forzosos'). Como eran dos gotas de agua, interpretaban el mismo personaje. Una semana trabajaba una, y a la siguiente trabajaba la otra. Era estupendo. Siempre les salía una interpretación radiante y fresca. Lamento que en Masterchef hayan separado a las gemelas de Jerez. Pero me alegro del casting que han hecho. Hay criaturas fantásticas en esta edición. El pequeño Abel, de 8 años, de Lleida, concita una simpatía enorme. Miguel, de La Rioja, es otro acierto. Tiene una gran desenvoltura. Cuando está nervioso se arranca a cantar sevillanas. Decía: «A mí la cigüeña, me dejó en La Rioja porque estaba cansada». ¡Ah! Buen título para una novela, o una canción: Se cansó de volar la cigüeña. Creo que con esta cuarta edición de Masterchef junior disfrutaremos.

IBÁÑEZ .- Le ha dicho Franscisco Ibáñez Òscar López ('Página dos', La 2) que el secreto de la eterna juventud de Mortadelo y Filemón es que «se mueven por la actualidad como dos lechuguitas frescas del huerto». ¡Ah! La retranca de Ibáñez es célebre. En el álbum 200 dibuja a Bárcenas huyendo en un cochazo y, detrás, los agentes de la TIA le persiguen en patinete. Es una metáfora estupenda. Aunque él asegura que no lo pretende, la verdad es que Mortadelo y Filemón, además de hacernos reir, retratan el momento. Unos huyen en cochazos. El resto pedaleamos. Buena foto de la España de hoy.