Ir a contenido

Al contrataque

¿Tu salario se ha encogido? Pamplinas. Estás confundido, es una sensación. Mientras tú eres la posverdad, el Gobierno es la verdad.

Igual tienes la sensación de que las cosas no andan bien, de que vamos a peor. Pues te equivocas. Eso te pasa porque vives en otro mundo, el de la posverdad, que es, según dicen, lo que se da cuando las sensaciones se imponen a los hechos. O sea, que si tienes la sensación de que vamos a peor pero un Gobierno afirma lo contrario, quien se equivoca eres tú. Porque los gobiernos, que no barren nunca para su casa, se basan en hechos. En cambio, tú, yo y la mayoría, que somos unos mindundis, nos basamos en sensaciones. ¿Qué dices, que tu salario se ha encogido? Pamplinas. Estás confundido, es una sensación. Mientras tú eres la posverdad, el Gobierno es la verdad.

Por eso, los que mandan hacen un balance muy positivo de su primer mes gobernando. Es más, ven un futuro color de rosa. El portavoz del Ejecutivo, Íñigo Méndez de Vigo, ha indicado que España puede convertirse en un país de referencia por su fortaleza y estabilidad. «Podemos ser los reyes del mambo en Europa», ha precisado. Qué pena que tantos españoles, instalados en la posverdad, no se den cuenta de lo bien que estamos. Parece que vivan en otro país. El CIS señala que tres de cada cuatro españoles consideran que la situación política es mala o muy mala y, para rematar, la mayoría de encuestados ven negra la situación económica. Lo dicho: los ciudadanos vivimos en otro mundo.

¿O son los políticos quienes viven en otro mundo? Ahí va una respuesta. Es de Pablo Fernández-Berrocal, catedrático de Psicología y director del Laboratorio de Emociones. Ha dicho: «El político medio español es un analfabeto emocional que refleja narcisismo e ignorancia. Le falta percibir las emociones del ciudadano y empatizar con él. Está tan alejado de la realidad que el sufrimiento le es ajeno, como un entrenador que no conecta con su equipo». Pues para conectar con el equipo, no está nada mal la idea que tuvo un político de EEUU: Richard Codey. Este senador, vestido de indigente, se hizo pasar por mendigo porque quería saber cómo funcionaba el sistema de atención a las personas sin hogar. Pasó de vivir en una lujosa casa de Nueva Jersey a pasar la noche, por ejemplo, en un dormitorio donde se hacinaban 20 personas porque solo cabían 10. Tras cuatro meses de incógnito, Codey llegó a esta conclusión: «El sistema no funciona».

España funciona de miedo

¿Te imaginas a Rajoy haciéndose pasar por mendigo? Imposible. No tendría sentido, porque este país funciona de miedo. Y quien diga lo contrario no vive en este mundo, como Eurostat. Según la oficina de estadística europea, la población en riesgo de pobreza o exclusión social aumenta en España. ¿Y tú te lo crees? Pero si es evidente que no es verdad, sino posverdad, sensaciones... Parece mentira que unos europeos como los de Eurostat estén en la Luna. No saben que estamos a punto de ser los reyes del mambo en Europa.

0 Comentarios
cargando