Ir a contenido
Un fotograma de Galileo, serie japonesa inspirada en las novelas de Keigo Higashino protagonizadas por el profesor Yukawa.

El escritor olvidado

Ramón de España

Keigo Higashino es una figura fundamental del frecuentemente ignorado 'thriller' nipón

Este es un mensaje para Ediciones B, empresa hermana que ha tenido el detalle de publicar mi último libro, Idiocracia, pero que parece haberse olvidado de uno de sus autores más interesantes, el japonés Keigo Higashino, del que editó hace un tiempo dos 'thrillers' sensacionales, 'La devoción del sospechoso X' y 'La salvación de una santa', protagonizados ambos por el profesor Yukawa, un  personaje estupendo que rivaliza en el arte de la deducción con el mismísimo Sherlock Holmes. Hace tiempo que no se traduce nada del señor Higashino, lo cual me ha obligado -compulsivo que es uno- a buscar sus otros libros en francés e inglés, las únicas lenguas extranjeras que puedo leer.

Fue así cómo me hice con la rocambolesca 'La maison ou je suis mort autrefois (La casa en que morí cierta vez)' y con las que siguen cronológicamente a las dos publicadas entre nosotros, 'Malice (Mala intención)', 'Journey under the midnight sun (Viaje bajo el sol de medianoche)' y 'A midsummer equation (Una ecuación de pleno verano)'.

En estos momentos, ando inmerso en la lectura de 'Journey under the midnight sun', larguísimo y fascinante rompecabezas que se centra en un crimen cometido en los años 70 que se alarga durante tres décadas más hasta alcanzar, intuyo, su resolución. Uso el término rompecabezas porque la historia parece empezar en cada capítulo, hasta que descubres que estás ante una nueva pieza, aparentemente inconexa, que acabará formando junto a los demás capítulos la imagen completa que anhelas ver desde las primeras páginas del libro. Sí, es una estructura que roza lo exasperante, lo reconozco, pero intuyes que si aguantas y no te despistas, acabarás obteniendo tu recompensa. ¿Qué estamos ante una de las carpinterías más extrañas de la actual producción literaria de corte policíaco? Sin duda alguna, pero también ante un esfuerzo narrativo de lo más peculiar en el que merece la pena internarse. Así como en la primera novela del señor Higashino -hasta ahora dedicado a intrigas audaces, pero mucho más lineales- que requiere una dedicación especial cada vez que la coges de la mesilla de noche.

No sé qué tal se vendieron en España las novelas de Keigo Higashino, puede que no muy bien, pero eso no quita para que este hombre sea una figura fundamental del frecuentemente ignorado 'thriller' nipón.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.