Ir a contenido

Análisis

Alibaba se adelantó este año

Josep-Francesc Valls

Se trata de avanzar y ampliar las compras de Navidad, el periodo más consumista del año, con el anzuelo de los descuentos

Alibaba, el gigante chino del 'e-commerce', acaba de celebrar el Día del Soltero (11/11) y lo ha cerrado con un macro festival musical con los más famosos de Asia. Se trata de un evento comercial muy reciente. Funciona desde el 2011; entonces participaron únicamente 27 firmas, este año 100.000 comercios. Pues bien, durante ese jueves de noviembre, el portal ha facturado más de 16.000 millones de euros. En Asia se han inventado ese día, una especie de «vamos a vestir al chico».

En EEUU, en los años 60, se trataba de sacarse de encima lo sobrante de temporada, vendiéndolo a precio de saldo. En España, habíamos gozado siempre de las rebajas de enero y de julio, con las señoras haciendo cola desde la madrugada para entrar las primeras en las tiendas y salir en los telediarios. Ahora los Black Friday, que se enganchan con los Ciber Monday. En el 2015 mostraron un antes y un después y han venido para protagonizar el gran salto a la compra 'on line'. Las previsiones para este año apuntan a un crecimiento superior al del pasado, lo que podría significar una facturación sobre los 1.500 millones de euros, nada mal para un país que anda lento en el 'e-commerce'.

PERIODO CONSUMISTA

Presencial o virtual acaba siendo lo mismo. Por una u otra vía, se trata de adelantar y ampliar las compras de Navidad, el periodo más consumista del año, a base de incitarlas ofreciendo descuentos, cupones, ofertas, rebajas o chollos como gancho. Tanto los periodos de alto como de bajo consumo disponen de productos baratos. Una visita a las webs descubre las ofertas de las grandes compañías este año. Amazon, Zalanto, El Corte Inglés, Media Markt, Blocdechollos, Nike, FNAC,..,  avezadas en precios dinámicos, están preparadas. Hasta hemos visto movimientos de Apple, Tous, Toys R Us, que, a pesar de su buen posicionamiento de marca, no se rasgan las vestiduras por ofrecer precios a reventar.

El proceso es sencillo para las empresas. El primer movimiento se produce a partir de los Big Data de las compañías analizando el escenario ávido de compras de una parte de la población. Les sigue la selección de las mejores ofertas, las más adquiridas en los últimos tiempos, a las que se añaden los productos más innovadores; gracias al volumen y a la curva de experiencia, se reducen los precios manteniendo prácticamente el mismo margen.

El último movimiento consiste en presentarlas al público a través de las webs e ir actualizando la información a medida que se repone género y se reciclan noticias. La reacción del público se concentra en las avalanchas de 8.15 a 11 de la mañana, con un pico a las 9 de la noche.

PRESENCIA EN INTERNET

Preocupa sobremanera en nuestro país  la bajísima participación del comercio de proximidad en estos eventos promocionales. Protagonizan las rebajas convencionales, que están pasando a ser un evento menor, y sin embargo dudan en dar el salto al 'e-commerce'. No se trata de una opción. Resulta indispensable estar en internet. Los clientes no toman en consideración las ofertas que no aparecen en sus páginas.

0 Comentarios
cargando