Ir a contenido

Al contrataque

¿Cómo explicamos a nuestros hijos que este señor es presidente de EEUU?

Solo han pasado tres días y aún somos incapaces de calibrar el cambio que se ha producido. Aún no sabemos los nombres de quienes ayudarán a Donald Trump a dirigir el Gobierno del país más poderoso del mundo. Varios medios de Estados Unidos aseguran que incluirá a directivos de Goldman Sachs y al fundador de una compañía petrolífera, a pesar de que durante toda la campaña Trump se reivindicó como el candidato anti-establishment. Como si esas empresas no fueran una parte fundamental del sistema. Todos ellos tienen que pasar por el Senado para ser confirmados en sus cargos. Veremos si el presidente electo, poco dado a la transparencia y la rendición de cuentas, no decide saltarse un trámite tan importante. Tampoco conocemos aún cuáles serán las primeras medidas de Trump, pero algunos analistas dicen que ya marcó el camino en la campaña dando prioridad a sectores como defensa, infraestructuras y petróleo.

Casi 60 millones de votos

En medio mundo las plegarias se centran en que no cumpla sus promesas electorales: prohibir la entrada en EEUU a musulmanes, deportar a 11 millones de inmigrantes y construir un muro de 3.000 kilómetros en la frontera con México, entre otras. El miedo a la inmigración ha funcionado, pero sobre todo lo ha hecho donde hay menos llegada de este colectivo. Por zonas, las que más acogen no han comprado el discurso de Trump sobre la peligrosidad de los refugiados (habló sin pruebas de sus vínculos con el terrorismo) y sobre los mexicanos (a los que llamó violadores y delincuentes). Un dato: 59.791.135 millones de personas han votado al candidato a pesar de eso, o precisamente por cosas como esas. El candidato que dijo que Obama había fundado el Estado Islámico y que había que meter en la cárcel a su oponente, Hillary Clinton. Casi 60 millones de personas que o bien piensan como él o bien su hartazgo ha hecho que quieran castigar así al sistema. Parte de los 60 millones son esa mayoría silenciosa a la que Trump apeló en campaña y que alzó la voz en las urnas el martes.

Estos días algunos medios de EEUU han iniciado una reflexión sobre lo ocurrido. Sobre si ha sido un error reír las gracias a Trump sin confrontarle porque no era el favorito. Quizá ahora es demasiado tarde. Según datos de Politico.com, unos 200 periódicos apoyaron a Clinton frente a los seis que pidieron el voto para el candidato republicano. Me quedo con la reflexión que hizo Van Jones en CNN: durante años les explicas a tus hijos que deben ser buenas personas, te esfuerzas para que sepan que deben ser respetuosos con los demás aunque piensen diferente y que no deben ser, por ejemplo, los acosadores en clase; ahora, ¿cómo explicamos a nuestros hijos que este señor es presidente de Estados Unidos?

0 Comentarios
cargando