Ir a contenido
Miquel Iceta, el pasado 15 de octubre, tras ganar las primarias del PSC. 

JORDI COTRINA

Tiempos de cambios, tiempos de pactos

Laia Bonet

El PSC debe evitar los frentes, ampliar los puentes, y trabajar en el espacio central del país

La crisis de la socialdemocracia europea y las crisis del socialismo español y catalán van a reclamar algo más que calma y tranquilidad para su resolución. Hace tiempo que se vive en tiempo de descuento. Es necesario acertar con los diagnósticos de los problemas; ampliar las visiones de la realidad que se quiere transformar; renovar los compromisos, actualizándolos; mejorar la oferta programática y la selección de liderazgos y representantes, y, finalmente, apostar decididamente por una reformulación de los formatos y prácticas organizativas.

Mientras este proceso se desarrolla en las mejores condiciones posibles, el PSC debe profundizar, además, en la radicalidad democrática: si se quiere cambiar las cosas fuera, hay que cambiarlas dentro, también, para ser creíble.

El PSC debe evitar los frentes, ampliar los puentes y trabajar en el espacio central del país. La consulta acordada y pactada es este espacio mayoritario. Este partido, que ha gobernado Catalunya, puede y debe volver a contribuir a la gobernabilidad desde la centralidad nacional y desde las izquierdas renovadoras. Su cultura de pacto y de gestión le puede dar un papel clave y decisivo en este momento crucial.

Los que creen que se pueden abordar soluciones unilaterales y vinculantes para las partes se equivocan. Si son unilaterales no son vinculantes, y si son vinculantes deben ser pactadas. Los problemas solo se pueden resolver con política, diálogo y pacto; no con trinchera e imposición. 

0 Comentarios
cargando