NUEVOS FORMATOS COMERCIALES

Malas noticias para el comercio local

La zona de influencia del 'outlet' de Viladecans repercutirá en varias comarcas y no será exclusivo de la actividad comercial de la ciudad

2
Se lee en minutos
El nuevo centro comercial Viladecans The Style Outlets, lleno de visitantes.

El nuevo centro comercial Viladecans The Style Outlets, lleno de visitantes. / JULIO CARBO

Inaugurar un 'megaespacio outlet' como el de Viladecans,Viladecans, no es ni más ni menos que abrir un centro de venta de excedentes de producción o temporada donde encontrar saldos o todo tipo de restos. Esta definición es la que hace el nuevo proyecto de ley que ha de regular la actividad comercial en Catalunya, refiriéndose concretamente a los establecimientos 'outlets'.

No voy a valorar el recorrido administrativo de los terrenos que hoy ocupa este centro comercial, con su recalificación incluida, pero sí recuerdo que estaban destinados a acoger un parque aeroespacial parque aeroespacialque debería ser referencia en Europa. Si el objetivo era ese, poner a Catalunya en la excelencia aeroespacial europea, no se entiende tanta alegría de nuestros dirigentes con esta nueva implantación, sean alcaldes, directores generales o 'consellers' de la Generalitat, cuando el resultado final de todo este movimiento económico inmobiliario es que tenemos unos 'encantes' de marcas. Desde sus inicios, siempre hemos creído que esta operación obedecía a una simple especulación inmobiliaria que resolvía ciertas tensiones, también municipales.

Con la implantación de este tipo de espacios, la oferta comercial que ofrecen  tampoco debería ser motivo de mucha alegría para diseñadores o promotores de certámenes como 080 Barcelona Fashion, que organiza la propia Generalitat de Catalunya, y que su mayor apuesta es la internacionalización. En Catalunya tenemos la suerte de contar con industrias de primer nivel mundial, y en los últimos años nos estamos convirtiendo en un reducto de 'outlets' donde entran la mayoría de excedentes de ropa del resto de Europa.

EMPLEO PRECARIO

Para nuestro comercio, crear nuevos centros comerciales de este tipo no son buenas noticias. Difícilmente es creíble la creación de esos 1.200 puestos de trabajo que anuncian, normalmente precarios, sin tener en cuenta los comercios de la ciudad que se verán amenazados con cierres y despidos. La zona de influencia comercial de ese centro repercutirá en varias comarcas y no será exclusivo del comercio local, como nos quieren hacer creer. Creemos que el comercio de nuestras ciudades y pueblos no están siendo tratados como se merecen para el papel que desempeñamos: generadores de riqueza que repercute en la propia ciudad, cohesionadores sociales, colaboradores e integradores culturales, etcétera.

Noticias relacionadas

Generalitat y ayuntamientos deberán llevar a cabo políticas activas para dinamizar el comercio de ciudad porque en la historia de nuestras ciudades siempre hemos estado presentes. No aceptamos que nuestro comercio, el urbano, se vea privado de unas infraestructuras básicas y necesarias para nuestra supervivencia. Necesitamos un comercio local unido, fuerte, compacto y con sensibilidad asociativa para que en el futuro no nos tengamos que arrepentir de haber estado pasivos hoy a la hora de defender nuestros negocios para mañana.

Nuestros comercios también tienen derecho a que se les ponga la alfombra roja. 

Temas

Comercio