Ir a contenido

IDEAS

Verdaderos cambios de horario

Albert Espinosa

Artículo 509. Y como cada año llega el cambio de horario. No me extraña la petición de Baleares de dejar el horario de verano durante todo el año, yo no disfruto nada tampoco con ese pequeño cambio que hace que el día oscurezca tan temprano y que algunas personas también lo hagan.

Un octavo día pasional para sentir sería la solución a casi todo. Ojalá llegue

Tengo un amigo que jamás cambia el horario, no modifica ningún reloj y vive todo el año con el otro horario, así que cuando quedas con él sabes que vive en un perpetuo verano. El otro día me contó una teoría muy interesante sobre los días y los horarios. Bueno, casi os lo cuento después de lo mejor de mi semana.

Tercer puesto. 'Bridegroom' (Netflix). Un interesante documental sobre el amor, su pérdida y las consecuencias de la incomprensión del mismo. Te toca el esófago en 81 minutos.

Segundo lugar. 'Black mirror' (Netflix). El primer episodio de la tercera temporada es poesía sobre el futuro que nos acecha. No tengo ninguna duda de que llegará ese futuro en el que seremos una puntuación pero también tengo bastante claro que lucharemos para que no se olvide el alma de la pasión de lo inmensurable como hace en esta serie el brutal personaje de la camionera.

Primera posición. 'Designated survivor' (Netflix). Sin ser '24', tiene algo de adictivo esta serie. Es como ver la creación del personaje de Jack Bauer y sientes que de un momento a otro explotará y lo solucionará todo.

Y volviendo a los horarios. Mi amigo me contó el otro día que  él piensa que cada día debería tener solo 21 horas. De esa manera, con las tres horas restantes diarias, se podría crear un octavo día a la semana también de 21 horas. Y el proponía que ese día no fuera ni festivo ni laborable, sino pasional. Debiera ser obligatorio sentir y comprometerte a solucionar todos los temas emocionales surgidos durante la semana.

Sé que lo piensa en serio y estoy seguro de que sería la solución a casi todo. Un octavo día pasional para sentir. Ojalá llegue, ese sería un verdadero cambio de horario. ¡Feliz domingo! 

0 Comentarios
cargando