Ir a contenido
El embalse de Flix, en el cauce del Ebro, con la planta de Ercros al fondo.

JOAN REVILLAS

A vueltas con la contaminación del embalse de Ercros en Flix

Marta Pujadas

¿No puede ser que tengamos un problema con nuestra Administración, que se ha convertido en una institución acrítica y demasiado legalista?

Flix no consigue quitarse la etiqueta de "contaminación". La descontaminación del embalse aún está en danza porque a directivos del Ministerio y Acuamed se les ocurrió especular con la salud pública. El escándalo generado por la financiación pública de empresas como FCC a raíz de los planes para incrementar la capacidad de desalar agua ha puesto en duda la correcta ejecución de este macroproyecto de recuperación ambiental. Escarmentado el nuevo presidente de la sociedad pública, parece que las cosas empiezan a tomar un nuevo rumbo. Esta vez podría haber garantías de que el proyecto, supervisado por científicos independientes, llegue a buen puerto. Cruzaremos los dedos.

RIESGO PARA LA SALUD PÚBLICA

Pero los terrenos industriales donde Ercros ha producido durante más de un siglo siguen contaminados. La ley ampara al grupo y la Administración no deja de decir que la empresa lo está haciendo bien. Pero ¿qué mente sensata puede admitir que unos suelos con puntas de contaminación tan elevadas de sustancias prohibidas por la Unión Europea por su peligrosidad no suponen un riesgo para la salud pública? La ley, de hecho, habla de riesgo "aceptable" y aplica el supuesto de que, a pesar de superar los límites normativos, no suponen riesgo porque el suelo está clasificado para uso industrial y no hay receptores potenciales.

AGUA PARA 700.000 HABITANTES

Vamos al primer punto. Podríamos entender que un suelo de uso industrial pudiera requerir menor calidad ambiental. Pero debemos ser conscientes de que este suelo no está aislado. Sus conexiones con el entorno y su proximidad a núcleos de población y ecosistemas protegidos lo hacen especialmente crítico. Los terrenos de Ercros limitan con el Ebro. Aguas abajo se toma el agua que llega a los hogares de 700.000 habitantes. El margen izquierdo ante la factoría es una reserva natural de fauna protegida y a medio kilómetro está la población de Flix.

¿Cómo puede afirmarse que hoy no hay posible exposición a componentes contaminantes?

Vamos al segundo punto. Que no haya receptores potenciales significa que nadie trabaja ni pasea allí y que el acceso está limitado. Pero en la fábrica todavía trabajan personas y las instalaciones de descontaminación del embalse se han construido encima de esos mismos terrenos. Quien escribe estas líneas también se ha paseado por los alrededores de estas parcelas limitadas por una valla metálica que poco disuade a los contaminantes de traspasarla. Por tanto, ¿cómo puede afirmarse que no hay posible exposición?

¿A QUIÉN SE PROTEGE?

Unos terrenos en los que la misma consultora pagada por Ercros asegura que solo se puede estar 25 minutos al día sin incrementar el riesgo de padecer cáncer, por definición no pueden tener riesgo "aceptable", por más que la legislación, sea la catalana o la europea, lo diga. ¿No puede ser que tengamos un problema con estas leyes? ¿No puede ser que tengamos un problema con nuestra Administración, que se ha convertido en una institución acrítica y demasiado legalista? ¿A quién se está protegiendo: a la población o a Ercros? Además, parece que el futuro no importe. La ley dice que hay que tomar las decisiones en virtud de la situación actual, sin considerar posibles cambios de escenario. ¿No pone la piel de gallina?

El resultado es que Ercros soluciona el problema confinando los contaminantes en el suelo, y no en todas las parcelas. Pero la racionalidad nos dice que esto no elimina el riesgo. Podría ser que pusiéramos al grupo en un problema financiero si le reclamamos que descontamine los terrenos. No me pondré a analizar las finanzas de la empresa y el porcentaje que una actuación así le puede suponer, aunque a estas alturas, y después de haber estudiado con cierta profundidad la toma de decisiones ambiental del grupo en los últimos años, me da igual.

Hay que ir más allá de unas leyes que es evidente que están mal formuladas 

Pero en todo caso, es curioso que pensemos en su economía y no en la salud de la población o en la calidad de los ecosistemas y, por qué no, también en la economía del resto de la población. ¿O quién creen que acabará pagando lo que no asuma Ercros? ¿Por qué todavía permitimos que se produzcan estas situaciones, cuando supuestamente es nuestro derecho vivir en un medio equilibrado, sostenible y saludable? ¿Por qué en Flix se ha olvidado que todo el mundo tiene derecho a la protección frente a la contaminación? ¿Y por qué las personas tienen el deber de colaborar en las actuaciones que tiendan a eliminar la contaminación, mientras que empresas como Ercros están exentas de ello? La solidaridad colectiva e intergeneracional de la que hace bandera el Estatut en la protección del medio se ha obviado en Flix. Pero aún no es tarde. Espero sinceramente que podamos demostrar que nos lo creemos e ir más allá de unas leyes que es evidente que están mal formuladas. ¿O acaso no es eso lo que estamos haciendo en otros ámbitos?