Ir a contenido

Al contrataque

¿A usted qué le parece que un grupo de exaltados apalee a cuatro personas? A mí mal. ¿Y si los que reciben la paliza son dos guardias civiles y sus parejas? Mal. ¿Y si uno termina hospitalizado? Mal. ¿Y si ese suceso se produce en un territorio en el que hace no tanto a los agentes se les acosaba al grito de «perros»? Preocupante. Dicho esto, que es de sentido común, hay algo que además me resulta bochornoso. Me refiero al comunicado del ayuntamiento de Alsasua, la localidad navarra en la que se produjeron los hechos. Para empezar, el texto no está firmado por todos los partidos. Es decir, cinco formaciones no han sido capaces de ponerse de acuerdo para condenar/rechazar/lamentar la paliza a los guardias civiles y sus novias. Bildu y UPN no lo firman por razones distintas. Sí lo hacen Geroa Bai, que es quien gobierna en la localidad, el Partido Socialista de Navarra y Goazen, la marca de Podemos en Alsasua. Qué fracaso colectivo.

Por otro lado, de los seis puntos que tiene el comunicado, más de la mitad me parecen escandalosos. Veamos. Dicen los firmantes que condenan «cualquier grado de violencia, incluidas las pequeñas violencias, provengan de donde provengan». ¿En serio? ¿Ven necesario, en un comunicado sobre un hecho concreto, hablar genéricamente de violencia para luego especificar que también son sensibles a «las pequeñas violencias»? ¿Violencias grandes y pequeñas?

HERIDOS Y AFECTADOS

El texto prosigue mostrando su solidaridad con «las personas heridas y afectadas». La tortuosa historia de comunicados en el País Vasco y Navarra probablemente nos hace suspicaces, excesivamente sensibles a las dobleces del lenguaje. Si me equivoco, pido disculpas desde ya: tengo la sensación de que «las personas afectadas» son los detenidos. No entiendo que una institución se solidarice con agresores de ningún tipo, aunque cometan «pequeñas violencias». El comunicado continúa: «El ayuntamiento muestra el rechazo por la imagen que algunos medios de comunicación han trasladado de nuestro municipio». ¿Quién la traslada, la prensa o los individuos que pegan?

Y más: «El ayuntamiento muestra su preocupación y malestar por la masiva presencia de la Guardia Civil en la localidad a raíz de los sucesos ocurridos. Presencia que no ayuda a crear un clima de convivencia». O sea, que lo mejor que pueden hacer los agredidos es no ir por ahí provocando y meterse en sus casas. Es alucinante. Sí hay dos puntos correctos: el ayuntamiento «apuesta por la convivencia» y muestra «su firme voluntad de seguir avanzando hacia la paz». Bien. Por cierto, los partidos necesitaron tres horas para pactar esta cosa. ¡Tres horas!. Y me pregunto: ¿le parece al alcalde que eso traslada buena imagen del municipio?

0 Comentarios
cargando