Medidas para afrontar la fractura social

Una agenda social que responda a las necesidades

3
Se lee en minutos
Mujer en situación de pobreza energética.

Mujer en situación de pobreza energética. / EL PERIÓDICO

Hace unos días la gente del Partit Demòcrata de Catalunya en el Congreso planteamos nuestra agenda social. Se trata de un conjunto ambicioso de medidas de carácter social que identifican algunas de las principales fracturas sociales que tiene el país, que necesitan una respuesta de fondo y que ahora dependen de las decisiones que se toman en Madrid. Hagamos un rápido repaso.

 

INCREMENTO DEL SALARIO MÍNIMO INTERPROFESIONAL

En primer lugar, planteamos la necesidad de establecer un calendario de incremento del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) para alcanzar la recomendación del Consejo de Europa de que este represente alrededor del 60% del salario medio neto (que en nuestro caso sería de unos 14.000 euros anuales). La aspiración es muy clara, se trata de iniciar un proceso de recuperación de las rentas salariales que debe permitir fortalecer la capacidad de compra de las clases medias, reducir las desigualdades salariales que se incrementaron durante estos años y, obviamente, fortalecer la cohesión social por la vía de los salarios. Pero también se trata de incentivar la recuperación del empleo perdido sin reproducir los errores del pasado. Crear empleo fundamentalmente en puestos de trabajo con salarios bajos nos lleva a un callejón sin salida, porque impide los incrementos de la competitividad por la vía de las inversiones tecnológicas y formativas que deben garantizar las prosperidad a medio plazo y hace muy difícil incrementar los ingresos fiscales para mantener y fortalecer el Estado del bienestar. Competir por la vía de los salarios bajos no es el futuro que nos conviene. Un incremento acompasado del SMI es posible, sin afectar negativamente a la creación del empleo, que evidentemente sigue siendo el principal reto de la sociedad.

 

APOYO A LAS FAMILIAS CON HIJOS

En segundo lugar, se trata de poner en marcha una verdadera política de apoyo a las familias con hijos, que debe tener como puntal aquello que es común a todos los Estados comunitarios como es una prestación económica de la Seguridad Social suficiente y universal para la crianza de los hijos. Los países de nuestro entorno hace tiempo que entendieron que las mejor inversiones que pueden hacer los Gobiernos tienen que ver con los niños. Invertir en la infancia es invertir en la prosperidad a largo plazo de un país, y en España, y en Catalunya también, no hemos invertido lo suficiente en apoyo de las familias y los niños. Este hecho ayuda a explicar, aunque sea parcialmente, las cifras récord de pobreza infantil, pero también de fracaso escolar, el abandono prematuro del sistema educativo y el desbocado paro juvenil. Erradicar la pobreza infantil debería ser un objetivo compartido por toda la sociedad. Este es el último sentido de la proposición de ley que hemos registrado en el Congreso.

En tercer lugar, planteamos la necesidad de equiparar la duración de los permisos obligatorios para el cuidado de los hijos de hombres y de mujeres a las 16 semanas. Se trata de una propuesta que pretende avanzar en una doble dirección. Por un lado, hay que dar tiempo a las familias jóvenes para cuidar de sus hijos, como condición necesaria para estimular la natalidad. Por otro lado, hay que promover la corresponsabilidad de los hombres en el cuidado de los hijos, no solo como condición para una efectiva igualdad entre los hombres y las mujeres, sino también como parte de una política efectiva de la natalidad.

RELANZAMIENTO DEL FONDO SOCIAL DE VIVIENDA

Noticias relacionadas

Y, finalmente, proponemos un relanzamiento del Fondo Social de Vivienda para hacer frente a las necesidades de las familias que hoy no pueden continuar hacer frente a sus necesidades de vivienda con precios de mercado; todavía hoy los problemas en materia de desahucios y lanzamientos continúan siendo graves, y una parte considerable de la respuesta tiene que ver con la necesidad de incrementar la vivienda social de alquiler.

No todo se agota, ni mucho menos, en este paquete, pero sí es cierto que este paquete social apunta ideas claves que son el eje de nuestra actuación: una recuperación económica que ponga el acento en el trabajo, los salarios y las inversiones en favor de las familias y la infancia.