Ir a contenido

DOS MIRADAS

Dario Fo, escritor italiano premio Nobel de Literatura.

LUCA VITTORIO

El 'grammelot'

Josep Maria Fonalleras

El Nobel a Bob Dylan ha levantado una polvareda similar a la que hubo cuando Fo lo recibió

El día que murió Dario Fo volví a ver un fragmento de aquel 'Misterio Buffo' que representó durante tantos años, con variantes, adaptaciones y sorpresas. Es una maravilla. Se llama 'L’uomo e la tecnologia' (RAI, 1977), y el actor italiano interpreta el papel de un ingeniero inglés que explica el funcionamiento de una máquina. Lo entenderán enseguida, tanto si saben inglés como si no. 
    De hecho, lo entenderán mejor si no saben inglés, porque Fo utiliza la técnica del 'grammelot', un recurso escénico que es deudor de la Commedia dell’ Arte y que consiste en simular que hablas una lengua sin utilizar ni una sola palabra de esta lengua. Solo con la música del idioma y una gran magnificencia de gestos. Es hilarante.
    Volví a verlo el día de su muerte, el mismo día que se otorgaba el Nobel al señor Zimmerman. Se ha levantado, con Bob Dylan, una polvareda similar a la que hubo cuando Fo lo recibió. Fue el primer comediante, "que emulaba los bufones de la Edad Media". 
    Fo no es ni Pinter ni Beckett ni Bernard Shaw, los tres grandes dramaturgos con Nobel (me dejo Benavente, por razones obvias), pero el premio valoraba el teatro político donde se acentúa más el mensaje combativo que no el combate con la lengua. Con su 'grammelot', ahora que está muerto, nos sigue aleccionando. Hay muchos políticos que construyen su discurso con palabras del todo carentes de sentido y con la única muleta de la grandilocuencia, vacía y delirante. 

0 Comentarios
cargando