Ir a contenido

Al contrataque

Lo que nunca contamos del 'Astral'

Jordi Évole

Nos ha desbordado lo que hemos vivido, lo que hemos sufrido, lo que hemos disfrutado, lo que hemos crecido en ese barco para hablar de los refugiados

Fue una noche en el Astral. Andábamos los del equipo de Salvados con la tripulación del barco, con Òscar Camps, de ProActiva Open Arms, y el capitán Andreu Rul·lan al frente. Intentábamos medir la magnitud de la tragedia del Mediterráneo. Misión imposible, aunque lo estábamos viendo y viviendo en directo, con toda su crudeza, con toda su dureza, con toda su inhumanidad.

Y allí fue cuando alguien dijo que aquello que habíamos grabado no podía ser solo un programa de tele, que debíamos luchar para conseguir movilizar al personal. Casi nada. «Podríamos estrenarlo en un cine de Barcelona y en uno de Madrid, y que los espectadores, aunque sepan que luego lo verán por la tele, muevan el culo del sofá, por compromiso, por concienciación, y se vayan antes al cine a verlo, y que la entrada vaya íntegramente a la oenegé». «Hombre, no sé si a eso se le llama movilizar, pero algo es algo».

A la vuelta, aún en shock por lo vivido, hablamos con gente que sabía de la industria cinematográfica más que nosotros (que no teníamos ni idea). «¿Qué exhibidor querrá proyectar esto en sus salas, sin ganar un duro y sabiendo que a los pocos días se va a ver en la tele? ¿Y qué espectador se va a acercar a un cine pagando, si el domingo lo podrá ver gratis en la La Sexta?», nos dijeron. Había un choque entre la ilusión y la rutina que nos resultaba incomprensible. Por eso nosotros, erre que erre. Hicimos un llamamiento a través de un artículo en EL PERIÓDICO. Se colgó en la web a las diez de la noche de un viernes de finales de julio. Y al cuarto de hora ya había respuesta. Se sumaron desde unos autocines hasta las grandes cadenas, pasando por los cines de mi pueblo. Total, que esta semana el documental Astral se estrenará en más de 130 salas de toda España, y la noche del próximo domingo se verá en La Sexta. Igual es una locura. Pero una locura maravillosa, sobre todo cuando ves que algunos cines (no muchos, tampoco nos flipemos) han colgado el cartel de «Entradas agotadas».

Más que un hueco en la tele

Todo nos ha desbordado desde que nuestra compañera Txell se presentó en la redacción de Salvados con la historia del Astral. Nos ha desbordado lo que hemos vivido, lo que hemos sufrido, lo que hemos disfrutado, lo que hemos crecido, lo que nos hemos dejado en el barco… Y ahora nos desbordan los nervios y las ganas que tenemos de que lo veáis, y de conseguir que un simple documental sirva para algo más que llenar el hueco de una parrilla televisiva. Hace unos días, en el programa de Andreu Buenafuente hubo un momento delicioso: al director J.A. Bayona le sorprendieron con la presencia de Chicho Ibáñez Serrador, el big bang de la tele en España. Y el maestro le dio un consejo: «Trata de traducir al gran público lo que tu sientes, porque si no lo sientes tú no hay nada». Ojalá lo logremos, porque hemos sentido mucho en el Astral. Y si no lo logramos, igualmente gracias a todos por acompañarnos.

0 Comentarios
cargando