Ideas para el nuevo país

Nadie osará ni intentar hacer toros en la Monumental al cabo de décadas de liquidacionismo institucionalizado

2
Se lee en minutos
Serafín Marín, a hombros en la última corrida en la Monumental, en el 2011.

Serafín Marín, a hombros en la última corrida en la Monumental, en el 2011. / RICARD FADRIQUE

Se espera en breve una sentencia del TC contraria a la decisión del Parlament de prohibir los toros en el año 2010. El Govern, el Ayuntamiento de Barcelona, el soberanismo, los ecologistas, Esquerra y los comuns dicen que harán lo imposible para impedir una hipotética resurrección legal de la carne de buey muerto en la Monumental. Ya les aviso de que no será necesario que se esfuercen tanto como lo hicieron de 1988 al 2010 con el inestimable apoyo -tan bien pagado- de la artillería mediática que les es propia a la hora de hacer limpieza cultural. Ahora nos podemos ahorrar recursos y brindo poner atención, en voz baja y gratis, a un valor añadido que de la sentencia se desprenderá, por si les hubiera pasado improbablemente por alto.

Desobedecer, esta palabra que se esfuma como la pronuncian por miedo a hacerse daño, ahora la podrán aplicar los citados a coste cero y con alta rentabilidad: no creo que Balañá, el dueño de la Monumental, tenga ninguna intención de volver a hacer toros. De ninguna manera querría ver comprometidos los imperiales intereses de la casa en el mundo del espectáculo por campañas patrocinadas por el lobi sobiranoanimalista en común. No sería la primera vez, y gato escaldado, ya se sabe.

LIQUIDACIONISMO INSTITUCIONALIZADO

Ahora es el momento, pues, de hacer ver, como si fuera verdad, que se hace frente de verdad a este TC que se dedica a maltratar a Catalunya. Se trata como de impedir la posibilidad de revivir tardes de gloria en la Monumental, ahora que ya ni el dueño ni nadie osará ni intentar hacer toros al cabo de décadas de liquidacionismo institucionalizado. Por si acaso, el Ayuntamiento ya ha anunciado que, llegado el caso, no dará ningún permiso. Y la consellera Neus Munté ha advertido: «De ninguna manera queremos un país donde se mate o se haga sufrir a los animales» (diario Ara, 5 de octubre). A la consellera le ha faltado decir que viva el jabalí que destroza el cultivo y la garrapata que martiriza a su perro; y las pulgas y el mosquito tigre; ¡y fuera toreros, ganaderos, carniceras, pescateras, pescadores, desparasitadores, embutidores de patos y cocineros estrellados!

Dios nos libre de los gobernantes/as megaloidealópatas. Deben someterse a un tratamiento que urgentemente los acerque a la realidad de su país y los aleje, por su bien y sobre todo por el nuestro, de este delirio descomunal. ¡Pobres de nosotros!

CONCURSO MUNDIAL DE SARDANAS

Noticias relacionadas

Ideas para el conseller Vila, reconocido y premiado aficionado a las corridas: con el dinero que le sobre al Govern después de tapar los agujeros negros de TV-3 y de Montmeló, su departamento podría comprar la Monumental -si antes no se la regala Balañá- para que fuera la sede permanente de un concurso mundial de sardanas, tal como el de castells que se hace en la plaza de toros de Tarragona. Y, en caso de milagro y en desagravio a la afición taurina catalana por tantos años de persecución institucional, entre concurso y concurso el departamento podría organizar allí corridas benéficas, si finalmente se declaran legales.

Guardo una foto de mi madre bailando sardanas con la colla La Poncellina en un concurso en la plaza de toros de Girona. Me parece que de ahí me viene esta desviación tan catalana: me gustan tanto los toros como las sardanas. Y no soy el único.