INTANGIBLES

España sin Gobierno...va bien!

2
Se lee en minutos

Llevamos ya casi 12 meses con Gobierno en funciones. Mucho se ha comentado sobre la incertidumbre que esto puede crear en la economía y por tanto en el nivel de vida de los ciudadanos. Sin embargo, en mi opinión, la realidad es que… no pasa nada. Los datos muestran exactamente lo mismo. No pasa nada. Los políticos discuten sobre investiduras, el ciudadano escucha más o menos, va a votar cuando le dicen, pero sigue su vida… y parece que no le va mal, ni está especialmente preocupado. Veamos los datos.

La economía ha seguido creciendo a un 0,8% intertrimestral (un trimestre respecto a otro). No se ha notado bajón a partir del último trimestre del 2015 en que comenzó la vorágine electoral. En cálculo anual la economía crece al 3,2%, lo que está más que bien. Los analistas se pusieron pesimistas a principios de 2016, debido a la incertidumbre política. Todos revisaron a la baja sus expectativas de crecimiento, diciendo que creceríamos al 2,8% o menos. Y todos han tenido que revisar al alza sus expectativas. La realidad ha sido más tozuda que las previsiones de los expertos. Incluso el Banco de España ha tenido que revisar al alza sus estimaciones de crecimiento.

El consumo privado está creciendo entre el 3,5% y el 3,7% anual. Y no ha habido bajón. Esto indica que el ciudadano se comporta de manera normal, no está asustado ni atenazado por la hipotética incertidumbre política. El ciudadano sigue su vida, sale, entra, consume, vive la vida con normalidad y eso en macroeconomía se corresponde (históricamente) con crecimiento del consumo en torno al 3%. Y esta realidad es la que percibimos en la calle: vuelve a haber atascos de tráfico, los restaurantes están bastante llenos y de vez en cuando te preguntan si tienes reserva cosa que no se oía desde hace 8 años. Un dato ilustrativo al respecto es que el gasto de los españoles en el extranjero ha crecido un 16% en el cuarto trimestre de 2015, y un 23% y un 18% por ciento en los dos trimestres siguientes.

Quizá el mundo empresarial puede estar más preocupado. La inversión, indicativo del optimismo de las empresas, cada vez crece menos. Hemos pasado del 6,7% en el tercer trimestre del 2015, al 4% en el segundo trimestre de 2016. Pero sigue creciendo. Si las empresas estuvieran asustadas no invertirían, y lo siguen haciendo, aunque menos.

Noticias relacionadas

El único componente del PIB que no ha subido en el segundo trimestre de 2016 (último dato disponible) es el del Gasto Público que apenas ha crecido (un 0,1%, es decir, nada).

Se habla mucho de que el ciudadano está muy distanciado de la política o de los políticos, vaya, que pasa. Y parece que eso es negativo. Yo personalmente no lo tengo claro. Sí es negativo que el político esté distanciado del ciudadano pero no al revés. Los datos económicos muestran hasta ahora que el ciudadano pasa de política, o mejor dicho, vive su vida y se preocupa de la política cuando toca. Pero no vive pendiente de lo que los políticos del país discutan. Y a mí personalmente, me parece bien, creo que es síntoma de salud mental.