Ir a contenido

Editoriales

PNV y PP cumplen los pronósticos

Los resultados de ayer en Galicia y Euskadi no parece que vayan a desbloquear el panorama político en España

Las elecciones autonómicas en Galicia y Euskadi han confirmado las esperadas victorias del PP y del PNV en sus feudos, pero no está nada claro que vayan a contribuir al desbloqueo de la situación política en España, una de las expectativas más importantes de los comicios. El triunfo de Núñez Feijóo, que revalida la mayoría absoluta con igual número de escaños y un ascenso en votos de dos puntos, apuntala las opciones de Mariano Rajoy para formar Gobierno, aunque el resultado de Galicia puede considerarse sobre todo una victoria personal del candidato, que supera al obtenido por el presidente en funciones en las dos últimas elecciones generales (más de seis puntos en comparación con el 26 de junio).

Los socialistas pierden casi tres puntos y cuatro escaños, pero En Marea no logra el 'sorpasso' tan anunciado de nuevo por las encuestas. Sobrepasa en votos al PSdG-PSOE, pero se queda con los mismos escaños porque el BNG resiste más de lo previsto.

De todas formas, la mayoría absoluta del PP evita cualquier especulación sobre la formación de Gobierno en Galicia y sobre la influencia en el desbloqueo político en España. Los que sí pueden tener mayor incidencia son los resultados en el País Vasco, donde el PNV ha obtenido un rotunda victoria (sube tres puntos y dos escaños) en un mapa mucho más fragmentado, aunque se imponga solo por mayoría simple.

EH Bildu se mantiene como segunda fuerza, aunque pierde cuatro escaños, pero consigue resistir el avance de Podemos, que se queda en 11 diputados tras haberse impuesto en las dos últimas elecciones generales, quizá porque en las autonómicas prima el voto en clave nacional. Podemos no puede estar satisfecho, dadas las expectativas. El PSE cosecha un pésimo resultado (pierde más de siete puntos y casi la mitad de los escaños) y tampoco es buena la prestación del PP, que baja un diputado y queda último.

El PNV, con 29 escaños, puede elegir entre los nueve del PSE o los nueve del PP para sumar la mayoría absoluta. Dados los antecedentes, es muy probable que se incline por un pacto con los socialistas, lo que alejaría la posibilidad de que apoyara a Rajoy en una eventual nueva investidura. El PNV podría aportar sus cinco diputados a Pedro Sánchez, pero los malos resultados socialistas de ayer no favorecen en absoluto ese Gobierno alternativo que persigue.

0 Comentarios
cargando