Ir a contenido

tú y yo somos tres

Quim Masferrer y la ‘peixatera’ Núria, acariciando una ‘escòrpora’.

Independencia ¡con Franco!

Ferran Monegal

Ha quedado muy impresionado el viatger de 'rodalies' Quim Masferrer ('El foraster', TV-3) tras pasar 24 horas seguidas en Mercabarna. Después de adentrarse en los apasionantes mundos de la fruta y la verdura, de la carne y del pescado, exclamó entusiasmado: «¡Això és el rebost de Catalunya!». Sí, señor, es una despensa fenomenal que alimenta cada día a dos o tres millones de ciudadanos. En un momento dado, Quim se detuvo delante de la peixatera Núria, agarró con sus manos, delicadamente, una escórpora que acababa de llegar frigorizada de Galicia, y extasiado ante la rara belleza de aquella bestia marina se puso a acariciarla. ¡Ah! Fue una escena de una ternura muy singular. El cariño que Quim le transmitía era bárbaro. Le susurraba: «¡M'agrada, m'agrada, jo la veig molt guapa!». Qué lástima que la escórpora, pobre, estuviera tiesa y ya no sintiese nada. Otro momento que nos gustó mucho en casa fue cuando Quim lanzó su habitual monólogo, su meeting, al personal allí congregado. Les dijo: «¡Qué país, Mercabarna! Tenéis policía propia, leyes propias... y todo lo conseguisteis en 1971, ¡con Franco!» . Y añadió como reflexión personal: «Todo lo que querría tener Catalunya como estado independiente ¡vosotros ya lo tenéis! ¡Sois la República independiente de Mercabarna!». ¡Ah! Es una consideración meditable. Quizá los integrantes del pinyol del full de ruta puedan aprovecharla. Este nuevo viaje de Masferrer, dejando lo rural y adentrándose en otros mundos que hay aquí instalados, me parece interesante. En Catalunya hay muchos universos desconocidos del gran público. Son zonas de vida y de actividad, sumergidas en una especie de campanas, con leyes particulares. La Zona Franca, por ejemplo, o el Aeropuerto, o el organismo que rige la llamada Autoridad Portuaria. Mueven una cantidad de dinero impresionante. Tienen códigos de funcionamiento muy singulares.

Ahora mismo sería interesante que Quim Masferrer visitase el número 2 de la calle de la Pietat de Barcelona. Allí está situada la Consellería d'Afers Exteriors. Su consellerRaül Romeva, está desplegando una actividad colosal abriendo nuevas embajadas. Zagreb, Varsovia, Copenhague, Ginebra... Hombre, esta de Ginebra quizá no haría falta. Suiza y Catalunya, históricamente, gozan de una relación muy fluida a través de acreditados prohombres nostrats. En cualquier caso, la visita de Masferrer no debería demorarse.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.