Ir a contenido

Cinco chapuzas estéticas y éticas

Bernat Gasulla

La investidura fracasada de Rajoy ha dejado en evidencia las malas artes a las que recurren los que pueden

Terry Dubrow y Paul Nassif protagonizan 'Chapuzas estéticas', un 'reality' televisivo (Be Mad) en el que estos cirujanos plásticos intentan remediar las carnicerías perpetradas por otros médicos. Atienden a frikis, a gente con problemas de salud e, incluso, a pacientes que solo aspiran a parecerse a algún famoso. Algo parecido ha ocurrido esta semana en el Congreso de los Diputados, donde se han registrado una cadena de chapuzas estéticas y éticas en la investidura de Mariano Rajoy. Dubrow y Nassif tienen muchos sitios donde meter el bisturí.

CHAPUZA 1: LA FECHA DEL DEBATE

Rajoy admitió haber dictado a la presidenta del Congreso, Ana Pastor, el día en que debía iniciarse el debate de investidura. Como consecuencia de ello, unas hipotéticas elecciones en Navidad, desastre del cual se podría culpar al bloqueo del PSOE.

CHAPUZA 2: EL FORMATO DEL DEBATE

Vilipendiado cuando el candidato fue Pedro Sánchez, el modelo de debate de investidura ha permitido que la primera sesión fuera un (soporífero) monólogo de Rajoy y una lamentable pérdida de tiempo.

CHAPUZA 3: ¿CUÁNDO EXPLICO EL DÉFICIT?

El Gobierno en funciones decidió el miércoles, contrariamente a lo que es habitual, hacer públicos los pésimos datos del déficit del Estado avanzada la tarde, cuando el debate estaba próximo a su fin.

CHAPUZA 4: EL PACTO PP-C'S

Definido por Pablo Iglesias como "la hipoteca naranja", el acuerdo se ha demostrado papel mojado. El candidato lo ha defendido con un entusiasmo descriptible ("no pasaremos a la historia por este acuerdo") y no ha perdido la ocasión para ningunear al líder de Ciudadanos. Este, a su vez, confesó que Rajoy no es digno de confianza.

CHAPUZA 5: PENSIONES Y FUNCIONARIOS

Fiel a su costumbre de echar mano de los resortes del Estado cuando conviene, Rajoy ha intensificado el 'pressing-Sánchez' al descartar una prórroga por decreto de los Presupuestos, con lo que las pensiones y las nóminas de los funcionarios quedarán congeladas.

Dubrow y Nassif basan su éxito en el rigor. No aceptan cualquier caso si no ven posiblidad de mejora. Cuesta poco anticipar qué harían aquí.

0 Comentarios
cargando