Ir a contenido

La rueda

Investidura y fraternidad

Andreu Pujol Mas

El pacto PP-C's confirma que Catalunya no puede decidir en lo que la afecta

Hoy comienza el debate de investidura en el Congreso y de nuevo se evidencia la marginación de Catalunya en la toma de decisiones sobre todo lo que la afecta. De momento tenemos sobre la mesa un acuerdo entre PP y C's, dos formaciones que apenas llegan al 26% de los votos en el Parlament, sobre cómo debe ser la educación de los niños catalanes, pero también sobre muchas otras materias que afectan al día a día de la ciudadanía de Catalunya. En cuanto a la educación, el objetivo no se fija en la reducción del fracaso escolar, que en nuestro país se sitúa en torno al 20%, sino en intentar dificultar el aprendizaje de la lengua autóctona del país, siguiendo el afán homogeneizador español que ya hace varios siglos que impera al frente del Estado. «Hay que españolizar a los niños catalanes», que decía aquel. De hecho, si miramos las estadísticas de correlación entre el nivel académico de los votantes catalanes y la formación política que eligen, es normal que PP y C's no tengan ninguna intención de elevar el listón, dado que son los dos partidos, junto con el PSC, que se nutren de electores con un nivel educativo más bajo.

Al mismo tiempo, estalla una polémica un tanto absurda pero que no deja de ser significativa de por dónde van los tiros. Podemos y C's pactan, para tener una mayor visibilidad televisiva, repartirse los escaños del Congreso donde tenían que ir los diputados de ERC. Hace cuatro días unos y otros se acusaban respectivamente de topos del régimen venezolano y de derecha disfrazada. Los que exigían el voto gratuito de los republicanos a su candidato a presidir el Congreso no han dudado ni un segundo en aliarse con sus supuestos archienemigos solo para salir de fondo de pantalla. Apenas han pasado dos meses de las elecciones que debían imponer la fraternidad territorial en España y esta es la realidad: una fraternidad que no practican ni los que la proclamaban a los cuatro vientos.

0 Comentarios
cargando