Ir a contenido

Creer en Catalunya, creer en el PSC

Antonio Poveda

El debate del proceso congresual del PSC ya ha empezado y ha de servir para relanzar en los próximos meses nuestro proyecto político colectivo, dejando atrás la percepción difusa que hemos dado en los últimos años. Debemos reconocer que en ocasiones el PSC ha aparecido como defensor de una postura y de la contraria, y esa situación nos ha llevado a perder elecciones y a desdibujar el proyecto socialista, que permite que otras fuerzas emergentes estén ocupando una parte del espacio socialdemócrata.

Nuestro congreso ha de servir para fijar el rumbo y volver a representar a esta sociedad cambiante y desencantada ante la gestión política de la crisis. Nuestro proyecto ha de reconectar con nuestras bases tradicionales y alcanzar a nuevos colectivos que, como nosotros, creen en el progreso y en el avance social. El PSC es quien mejor representa a la mayoría, como así lo demostramos en los numerosos pueblos y ciudades donde gobernamos. Somos la garantía, junto con nuestros alcaldes y alcaldesas del liderazgo de un nuevo tiempo, de nuevos retos y de nuevas soluciones a los problemas actuales.

No podemos actuar en función de la agenda que los demás quieran imponer. La situación que ha vivido Catalunya en los últimos años ha provocado que varias fuerzas políticas estén en crisis. Por eso el PSC debe tener un proyecto político propio, autónomo y no supeditado a las coyunturas. Nuestro proyecto se basa en el federalismo y es el que nos ha de permitir avanzar hacia un Estado federal, que ha de servir para construir un modelo catalanista que defienda nuestra identidad, nuestra lengua, nuestra cultura, nuestro derecho, nuestro autogobierno para que crezca y esté adecuadamente financiado y después ser solidario con el resto de España.

No tengo nada en contra del diálogo y el debate, de la confrontación de ideas, por lo tanto del referéndum a la canadiense, pero avanzar debates sobre el plan b deslegitima nuestra propuesta de reforma federal de la Constitución. Volvemos a contribuir en hacer difuso nuestro mensaje. Nosotros creemos en la reforma federal y ese es nuestro camino. Por ello defiendo la recuperación de nuestra independencia como formación política de manera que lideremos un nuevo proyecto para Catalunya que se base en tres grandes líneas programáticas: la consolidación de nuevos derechos sociales que consideramos necesario desarrollar en esta nueva etapa; nuestra identidad ideológica, revisada con las nuevas generaciones de catalanas y catalanes; y nuestro modelo de gobernanza y encaje de Catalunya y España. Desde el Baix Llobregat vamos a trabajar en estas propuestas con visión de futuro, con tesón, con diálogo, con participación y con la convicción firme de que solo cambiando podemos volver a ser una buena herramienta al servicio de Catalunya.

0 Comentarios
cargando