05 jun 2020

Ir a contenido

Fortalecer el centro: algunas ideas

Carles Campuzano

Durante este mes de julio, la gente de Convergència nos hemos propuesto relanzar el centro político del país con la fundación de un nuevo partido que, recogiendo lo mejor que ha tenido CDC durante más de 40 años, sepa encarar con éxito los retos que el país tiene planteados, con un programa político renovado que tenga la vocación de ser compartido por la mayoría del país.

Desde este punto de vista, el nuevo movimiento político que surja en los próximos días, debe aspirar a plantear la batalla de las ideas que harán que el centro político recupere su carácter determinante en la construcción de un nuevo país. Y el centro, que en Catalunya es progresista y se mueve hacia el centro izquierda, tiene que reivindicar, sin complejos, la idea del progreso económico y social como instrumentos al servicio de una idea de país decente. Hay, pues, algunas batallas a dar:

  • El repensar la educación ante los retos del mundo que nos ha tocado vivir y el que viene, como bien común fundamental para hacer un país mejor, inspirándonos en la mejor tradición renovadora de este país desde el tiempo de la Mancomunidad hasta ahora.
  • El repensar el Estado del Bienestar, priorizando las inversiones y las oportunidades en la infancia y la juventud, como garantías de la prosperidad futura y del buen funcionamiento del ascensor social, asumiendo el compromiso de acabar con la pobreza infantil, recuperar una natalidad decadente y facilitar la emancipación de los jóvenes.
  • El recuperar la centralidad del trabajo digno y de calidad, en tiempos de precariedad y ante el reto de las grandes disrupciones tecnológicas en marcha, convencidos de que el trabajo dota a las personas de la autonomía necesaria para realizar sus proyectos de vida y les permite contribuir a la mejora de la comunidad. Desde este punto de vista, un nuevo pacto social para rehacer el derecho del trabajo, adaptar la protección social en un entorno más flexible y fluido, promover un salario mínimo digno y las inversiones en formación a lo largo de la vida de las personas, son propuestas centrales para este propósito.

Y es que necesitamos un nuevo centro fuerte, con capacidad de defender las ideas que pueden hacer posible un país mejor.

Temas CDC