Ir a contenido

Al contrataque

Tendría que hablarles...

Jordi Évole

Las encuestas primero inflaron a Ciudadanos, y el globo petó. Y luego inflaron a Unidos Podemos, y el globo petó

Hoy tendría que hablarles de la resaca electoral. De esos votantes invisibles del PP que deben dedicarse una sonrisa cómplice cuando se reconocen. De ese Rajoy aún exultante tras comprobar que el miedo a lo desconocido da más miedo que la corrupción de los conocidos. Le tienen muy bien pillado el truco a su potencial votante. Que tampoco se confíen: tarde o temprano habrá elecciones, seguirá habiendo cabreo social y no siempre tendrán un brexit en jornada de reflexión.

Tendría que hablarles del PSOE, al que después de celebrar el no sorpasso le empieza a doler el sopapo. De esa Susana Díaz que tras el domingo decidió promocionarse por teles y radios como quien está a punto de estrenar programa a nivel estatal tras triunfar en Canal Sur. Cuidado con los saltos, que en este país la política es como la cerveza: la Cruzcampo gusta mucho en Andalucía, la Estrella en Catalunya… pero hay quien no las traga en el resto de España.

Tendría que hablarles de Unidos Podemos, que está a punto de batir el récord de cómo convertir la nueva política en vieja. Que el partido ya tenga sus ismos (pablismo, errejonismo…) me recuerda al felipismo y al guerrismo de cuando el rodillo socialista se empezó a oxidar. Que con 71 diputados -tras solo dos años de vida- todo parezca un fracaso, es uno de los mejores ejemplos del daño que pueden hacer las expectativas. La próxima vez que una encuesta les dé un buen resultado, que aparezcan Iglesias y Errejón juntos y la quemen en público, a poder ser en un plató de televisión.

Tendría que hablarles de Ciudadanos, cuyo líder Albert Rivera soñaba con ser Suárez, y sí, lo ha conseguido: pero no el Suárez de la UCD sino el del CDS. Y tampoco es que sus resultados sean un desastre, pero recordemos que hace pocos meses las encuestas le colocaban disputándole la presidencia del Gobierno a Rajoy. Joder con las encuestas. Primero inflaron a Ciudadanos, y el globo petó. Y luego inflaron a Unidos Podemos, y el globo petó. ¿Quién encargará esas encuestas?

Tendría que hablarles del resultado en Catalunya, y de cómo el pressing CUP se ha convertido en pressing En Comú tras que los ex Junts Pel Sí les hayan puesto a parir en campaña electoral. Curiosa fórmula la del independentismo que gobierna: intentar destrozar a alguien y luego tenderle la mano para «ensanchar la base». ERC y CDC llevan meses a lo suyo, jugando con su pelota, y cuando pierde aire (no mucho) deciden llamar a casa de quien tiene pelota nueva. «Por el interés, te quiero, Xavier».

Tendría que hablarles de todo esto, pero estoy en Lampedusa, a punto de zarpar hacia la costa libia, desde donde cada día siguen saliendo miles de personas que intentan llegar a nuestro continente mientras las autoridades europeas le ponen puertas al mar. Ver de cerca problemas de verdad igual me impide la semana que viene hablarles de aquello de lo que les tendría que hablar.

0 Comentarios
cargando