29 mar 2020

Ir a contenido
Urnas de metacrilato almacenadas en el Ayuntamiento de Barcelona.

DANNY CAMINAL

20 medidas urgentes para la ciudadanía

Josep Maria Álvarez

Mandamos un mensaje claro: no podemos resignarnos, hay que votar

Estamos a dos semanas de la celebración de las próximas elecciones generales, tras el fiasco que ha supuesto el proceso de negociaciones para formar gobierno posterior a las celebradas el 20 de diciembre pasado. Por eso tenemos que mandar un mensaje claro a la ciudadanía: no podemos resignarnos, hay que votar, hay que convertir ese fiasco en una nueva oportunidad para cambiar las cosas.

UGT  y CCOO quieren ser actores decisivos a la hora de desarrollar las leyes que nos permitan salir de esta situación en la que estamos inmersos, provocadas por unas políticas equivocadas de austeridad que no han hecho más que empobrecer a los ciudadanos: tenemos más deuda y no conseguimos mejorar nuestro déficit, mientras 1 de cada 5 españoles está en paro, cuando la mitad de los desempleados no tiene ninguna prestación, con la mitad de los jóvenes sin trabajo, cuando 9 de 10 contratos que se realizan son temporales.

Para ello, UGT y CCOO hemos puesto en común el documento '20 actuaciones urgentes por el progreso y el bienestar social', que hemos presentado a los partidos políticos, para que definan de manera clara si están de acuerdo con las mismas y se comprometen a llevarlas a cabo en caso de poder ejercer tareas de gobierno, de manera directa o indirecta.

Nuestra declaración tiene un sentido muy social, en el que la creación de empleo y la puesta en marcha de un plan de choque para impulsar el mercado laboral se sitúan como el objetivo número uno. De éste se derivan otros asuntos primordiales, como la lucha contra la precariedad laboral, la derogación de las dos reformas laborales y una apuesta por recuperar la causalidad en la contratación, sin olvidar cambiar la austeridad por el crecimiento y fortalecer el gasto social, a la vez que hacemos una defensa de la educación y pedimos ampliar el gasto en sanidad, mediante una reforma de la política fiscal en el sentido de aumentar ingresos y hacerla más progresiva.

Además, proponemos a los partidos la necesidad de recuperar el poder adquisitivo de los salarios, subir el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), potenciar las políticas activas de empleo, y ampliar el sistema de protección por desempleo, flexibilizando los criterios de acceso a planes como el Prepara y el PAE, y creando una nueva prestación de ingresos mínimos, en línea con la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) registrada recientemente en las Cortes. También planteamos la necesidad de proteger el sistema de pensiones, reactivar el Pacto de Toledo y derogar la última reforma de 2013.

La declaración conjunta de UGT y CCOO también plantea derogar la LOMCE, garantizar la igualdad de trato y no discriminación, reforzar la prevención de riesgos laborales, acabar con los desahucios y la pobreza energética, establecer un sistema público de servicios sociales, asegurar la aplicación de la Ley de Dependencia, desarrollar un Plan Estratégico para la Industria, derogar la conocida como 'ley Mordaza' y el artículo 315.3 del Código Penal, cumplir con el derecho de asilo y el respeto a los derechos fundamentales de los migrantes y la transparencia en los tratados de libre comercio.

En definitiva, 20 medidas que son un buen punto de inicio para trabajar por el progreso y el bienestar social.