29 mar 2020

Ir a contenido

La rueda

La inquietud que viene de fuera

Carlos Elordi

La última ocurrencia de un líder político español, casi siempre banal y sin trascendencia alguna, provoca cascadas de informaciones y comentarios. Pero lo que ocurre fuera de nuestras fronteras prácticamente se ignora. Porque se dice que lo internacional no interesa a la gente. Hasta que nos explote delante en la cara.

Hay indicios cada vez más claros de que eso puede ocurrir en varios países latinoamericanos. En todos ellos es muy importante la presencia de las grandes empresas españolas. Varias de ellas, bancos incluidos, hacen allí hasta el 40% de su facturación y obtienen buena parte de sus beneficios. Todo sugiere que Brasil camina hacia una implosión. Sufre una crisis económica sin precedentes en décadas, su estructura política e institucional está rota y analistas creíbles dicen que los poderosos y la población conservadora añoran cada vez con más fuerza las dictaduras militares del pasado. En Venezuela la situación está fuera de control. El Gobierno chavista parece condenado pero sus seguidores, que son muchos, no están dispuestos a rendirse. La oposición va a por todas, pero no tiene un plan claro para imponerse. El escenario de un enfrentamiento sin cuartel entre ambos polos de fuerza es cada vez más plausible. Y nadie sabe qué haría el ejército si eso se verificara.

La batalla entre Mauricio Macri Cristina Kirchner se intensifica en Argentina. Con los tribunales de por medio y con la militancia peronista y sindical en la calle, como casi siempre ha ocurrido en ese país en los momentos previos a un desborde de la situación. Macri tiene a EEUU de su lado, pero necesita un éxito económico para afianzarse. Y este parece cada vez más esquivo. La situación europea es también inquietante. Puede que cuando los políticos españoles empiecen a hablar en serio de esos asuntos sea un poco tarde.