OPINIÓN

¿Qué tiene de sexy el paraíso fiscal de Delaware?

Las empresas del Ibex 35 tienen 417 filiales registradas en este pequeño estado de los EEUU

Se lee en minutos

Delaware es el segundo estado más pequeño de EEUU, por detrás de Rhode Island y el número 46 de 50 en población, con 935.000 residentes. En el 2014 tenía registradas 1,1 millones de empresas, de las que 417 son filiales de empresas del Ibex 35, exactamente casi la mitad de las 891 sociedades que tenían las compañías de este índice en paraísos fiscales y territorios con baja o nula tributación en el 2014, según la oenegé Intermon Oxfam.

Pero este estado americano no solo atrae a filiales de países extranjeros. Se calcula que las mayores compañías americanas incluidas en el índice Fortune 500 de los EEUU han instalado en Delaware 19.000 fililiales, el 65% de las subsidiarias que tienen en EEUU están en este territorio. La cifra es muy exagerada si se tiene en cuenta que los dos estados que más dinero aportan al PIB del país, California y Texas, albergan solo 1.160 y 1.540 filiales de las empresas del índice Fortune, según el informe Delaware, un paraíso dentro del país, realizado por el Institute on taxation and economic policy.

¿Qué tiene Delaware que resulta tan sexy para tantas empresas? Los fiscalistas expertos explican que no es un territorio con cero tributación, ya que en él se paga el impuesto federal de los EEUU, que es superior al impuesto de sociedades español, aunque no se tributa por el impuesto estatal ni por el local y hay evidentes ventajas fiscales, por ejemplo, no hay impuestos sobre activos intangibles como la propiedad intelectual. Pero lo que de verdad resulta atractivo de Delaware es la facilidad con la que se crea empresa (pocas ahoras), la poca información que se requiere para ello (menos que para hacer un carnet de biblioteca) y la confidencialidad de los pactos entre socios.

Lo que de verdad resulta atractivo de Delaware es la facilidad con la que se crean empresas

Te puede interesar

De hecho, los expertos explican que en Delaware todo es posible en términos de flexibilidad mercantil lo que resulta especialmente atractivo para las empresas que buscan confidencialidad y barra libre en materia de regulación. Por último, Delaware cuenta con unos tribunales (The chancery Court) que son extremadamente ágiles y expertos en resolución de conflictos mercantiles.

Todo esto hace, que sin ser un paraíso fiscal, según la consideración de la OCDE, las empresas hayan retorcido las leyes de Delaware hasta convertirlo en un agujero negro por el que se evaden miles de millones de euros y en el que las multinacionales hacen y deshacen a sus anchas sin dar explicaciones. También las 417 filiales de las 35 empresas del Ibex 35.