Ir a contenido

Al contrataque

Es difícil encontrar los datos sobre cuántas personas hay en España con trastorno de espectro del autismo

Luis tiene 5 años. Y verle llorar así es emocionante. Primero arquea las cejas como evitando lo que viene detrás. Parece que no quiere que broten las lágrimas. Se muerde el labio. Salta. Cierra los ojos con fuerza. Agita los brazos. Al final se entrega a la felicidad más absoluta. Llora ya sin control y se abraza a su padre que también llora emocionado con él. Le besa los rizos del pelo y los dos saltan. Y cantan a gritos una canción que bien podría haberle regalado Luis padre a Luis hijo porque su letra habla de «lágrimas como un torrente por tu cara», un tema que habla de «las luces te guiarán a casa y yo intentaré curarte». Es la canción 'Fix you' de Coldplay.

Luis es autista y hace unas semanas sus padres le llevaron a uno de los multitudinarios conciertos de este grupo de música. En el vídeo que ellos mismos han colgado en las redes se ve al principio al pequeño Luis llegando al recinto en la ciudad de México. Va dando saltos de camino al sitio en el que les ha tocado sentarse. Se le ve por un largo pasillo del estadio con esos deliciosos pasos que solo los niños saben encadenar cuando estallan de felicidad.

Después ya le vemos durante el concierto y escuchando su canción preferida del disco de la banda británica. Luego llegan los abrazos y las lágrimas que cientos de miles de personas han visto ya en todo el mundo. También el propio cantante de Coldplay que les respondió públicamente escribiendo que, por momentos como este, su carrera musical ya ha tenido sentido. Sin embargo, algunas personas criticaron a los padres en las redes sociales por llevar al niño a un lugar tan ruidoso.

LA INCLUSIÓN ES LA CLAVE

Sandra, la madre, quiso salir en los medios de comunicación para explicar que todo forma parte de la manera en la que conviven con la enfermedad de Luis. Era una en definitiva una manera de demostrar que el autismo no provoca daño en los demás y que la inclusión es la clave para que niños o adultos tengan una vida más completa. «Ahora todo el mundo ha visto lo extremadamente sensibles que son estos niños», dijo Sandra.

El poder de la música. El poder de los besos que provocan lágrimas de emoción. Es difícil encontrar los datos sobre cuántas personas hay en España con TEA (trastorno de espectro del autismo). Es más. Hace solamente unos meses que se anunció la puesta en marcha de un registro de ámbito nacional de la enfermedad. Hasta dentro de cuatro años no podremos contar con una fotografía completa que nos permita abordar de cara el asunto.

Muchas familias piden medidas a la Administración desde hace ya tiempo. Al resto nos piden sencillamente la difusión y también la comprensión de gestos que favorezcan la inclusión, como el de la familia del pequeño Luis y sus lágrimas de felicidad.

0 Comentarios
cargando