Ir a contenido
Esperanza Aguirre, entrevistada en ‘La Sexta noche’ (La Sexta).

Se reafirma: ¡sois 'la secta'!

Ferran Monegal

En el mismo despacho desde el que, meses atrás, despidió abruptamente a Jordi Évole (Salvados, La Sexta), Esperanza Aguirre ha recibido ahora a Iñaki López ('La Sexta noche'). ¡Ah! Le va la marcha a doña Espe. Pero sobre todo lo que le va es la promoción de su nuevo libro, 'Yo no me callo', que acaba de salir a la venta. Fue una conversación curiosa. Iñaki comenzó reprochándole: «¿No le parece un poco injusto llamarnos 'la secta'?». Y ella, con su habitual desparpajo, contestó: «Pues mire, no. ¡Ustedes siempre tienen a alguien de Podemos!». Y añadió que es un partido «con una ideología caducada y criminal, la comunista, culpable de millones de asesinatos» y se lamentó de que «algunos gurús del PP» creyeran que la presencia de Podemos en los medios era positiva porque así quitaban votos al PSOE. Y sentenció: «Que los de Podemos hayan logrado que les voten 5 millones de personas, se lo deben a ustedes». ¡Ah! La ventaja que tiene la señora Aguirre es que, la pones en la tele, y se suelta. Tiene una interpretación muy particular de las cosas. A Rajoy primero le masajeó advirtiendo que era el político más afable y cordial que conoce. Pero luego pasó al zurriagazo y le afeó su política de comunicación, que juzgó desastrosa. A mí me parece meditable lo que dijo acerca de la ideología del PP. Concretamente, cuando señaló: «Nosotros no tenemos relato, los comunistas y los socialistas sí lo tienen». Y reclamó a sus compañeros dirigentes de su partido la necesidad de encontrar «un relato del PP» que entusiasme a las generaciones jóvenes. ¡Ah! La ideología, el relato, es un tema sabroso. Por lo que se refiere al PP, ese deseo de doña Espe suena a extravagancia. Podríamos decir lo mismo de CDC. Más que partidos stricto sensu, a la vista de sus percances, tan sonoros, parecen agrupaciones al entorno del negocio de la política, que es otra cosa.

EL SOFÁ .- Estreno de menor cuantía y resultado endeble: Aquí mando yo (A-3 TV). Se trata de poner una cámara en casa de ciudadanos corrientes y molientes, y grabar sus reacciones y comentarios mientras miran la tele. Pareja de gais, familia con perrito, pareja de jubilados, pareja joven, dos amigas, tres amigos.... Ese es el casting. Ha resultado muy flojo. No hay chispa. Y es que uno de los grandes problemas está en que Mediaset -imperio de la competencia- les ha prohibido el acceso a sus programas. Ni Sálvame, ni Deluxe, ni ratomaquias...¡Ah! Si no pueden ver a los cotillas, no hay sabroso cotilleo.

0 Comentarios
cargando