Se lee en minutos

José Manuel Soria, Sigmundur Gunnlaugsson, Petro Poroshenko, Mauricio Macri, David Cameron, Silvio Berlusconi, Lionel Messi, Diego Forlán, Iván Zamorano, Darko Kovacevic, Juanes, Bertín Osborne, Cándido Conde Pumpido, Carles Vilarrubí, Oleguer Pujol, Alberto Alcocer, Alberto Cortina, Miguel Blesa, Borja Thyssen, Pedro Almodóvar, Imanol Arias, Jackie Chan, Stanley Kubrick, Michel Platini, Josep Lluís Núñez, Mario Vargas Llosa, Alex Crivillé, el rey de Arabia Saudí, Kojo Annan, Nick Faldo y... Micaela Domecq y Pilar de Borbón.

Una lista interminable de hombres y un par de mujeres. Esto es lo que han puesto sobre la mesa los conocidos como 'Papeles de Panamá', que desvelan los nombres de muchos de los que utilizan este país y otros paraísos fiscales para evadir dinero o ahorrarse impuestos. Es evidente que esta lista no es paritaria. La presencia de mujeres es ínfima comparada con la de hombres.

Este hecho no se ha comentado en el Sexto Encuentro de Periodistas con Visión de Género que se ha celebrado en Barcelona durante los días 15, 16 y 17 de abril, ni en las reuniones simultáneas convocadas por la Red Mediterránea de Información y Comunicación con Visión de Género y por la Alianza Global para la igualdad de Género a través de los medios GAMAG-Europe. Unas 130 periodistas de cerca de 30 países han participado en estas reuniones. Reivindican la paridad y el respeto a los derechos de las mujeres a todos los niveles, desde la perspectiva, claro está, de las profesionales de la comunicación.

La paridad que no quieren es la de los que practican la evasión o la elusión fiscales. La equiparación entre los derechos de las mujeres y los hombres es un camino largo, en el que todavía nos encontramos lejos de la meta. En ocasiones, incluso, hay retrocesos. Lo comentaban, estos días, las periodistas argentinas que han participado en los encuentros. El cambio de Cristina Fernández por Mauricio Macri en la presidencia de Argentina puede poner en peligro algunos de los avances conseguidos en el mandato de la primera. Comentaban, también, que la implicación de Macri en los 'Papeles de Panamá' estaba más presente en los medios de comunicación españoles que en los argentinos.

Te puede interesar

Hay que hacer un buen periodismo con visión de género. Pero, asimismo, hay que hacer buen periodismo. Y el control de los medios de comunicación por parte de un pequeño círculo de magnates no ayuda precisamente. En el encuentro barcelonés, periodistas brasileñas denunciaban el papel sesgado que los medios de comunicación más poderosos de su país están jugando en el intento de descabalgar a Dilma Rousseff de la presidencia.

Estas periodistas quieren acabar con la discriminación sexual en el ámbito de la comunicación y en el conjunto de la sociedad. Pero están encantadas que en el de la evasión fiscal no haya paridad. Y lo estarán más, naturalmente, el día que ni hombres ni mujeres aparezcan en documentos como los deprimentes 'Papeles de Panamá'.