El Català de l'Any, con los refugiados

1
Se lee en minutos

Òscar Camps, director de la oenegé badalonesa de socorristas marítimos Proactiva Open Arms, que se dedica a rescatar y dar ayuda humanitaria a los refugiados sirios que llegan a la isla griega de Lesbos, recibió anoche el premio Català de l'Any, que conceden anualmente los lectores de EL PERIÓDICO. El vencedor se impuso en la votación a los otros dos aspirantes que alcanzaron la ronda final: el músico Pau Donés, que ha plantado cara al cáncer organizando dos actuaciones benéficas para el departamento de investigación de la enfermedad del Hospital Vall d'Hebron, y el escritor Josep Maria Espinàs, un referente de las letras catalanas que sigue en activo, a sus 89 años, con su fiel Olivetti, como corrobora su columna Pequeño observatorio en este diario.

Nacido en Barcelona en 1963, Òscar Camps comanda al grupo de voluntarios de Proactiva Open Arms, que son los mismos socorristas de la empresa Pro-activa que vigilan en verano las playas españolas. La visión de la imagen trágica del pequeño Aylan lo empujó a viajar a Lesbos, junto a un compañero, para ayudar en la logística. Un mes después, en septiembre del año pasado, creó Proactiva Open Arms con 15.000 euros de sus ahorros. Desde entonces ha desarrollado una indesmayable labor de apoyo a los refugiados, cuya voz llevó hasta el Parlamento Europeo a principios de marzo.

Noticias relacionadas

En un 2015 marcado por este drama en las aguas del Mediterráneo, otro movimiento solidario como el de la plataforma Stop Mare Mortum cubre también las carencias de unos gobiernos europeos que no están a la altura de esta crisis humanitaria. Recibió  por su lucha a favor de una Europa de acogida y respetuosa con los derechos humanos el premio Mercè Conesa para la Millor Iniciativa Solidària. En lo que se refiere a la Millor Inicitiva Empresarial se premió la expansión internacional y la capacidad innovadora de Simon, el fabricante de material eléctrico nacido hace 100 años en Olot.

Un año más, el podio del Català de l'Any reconoce la trayectoria de personas cuyo talento y esfuerzo constituyen un ejemplo de compromiso y de trabajo en común por encima de ambiciones personales. Ese mismo ejemplo que en tiempos de crisis económica, social y, sobre todo, de valores es más necesario que nunca para conseguir una sociedad más justa y solidaria.