Ir a contenido

Al contrataque

El ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro.

Cumplimientos

Ana Pastor

Vamos a ver si en la nueva campaña electoral, a la que parece que estamos abocados, nos cuentan qué van a hacer de verdad con las cuentas públicas

Hay políticos con los que se pulverizan todos los récords posibles si hablamos de capacidad de provocar sorpresa. Es el caso del ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro. Lo último que supimos de él es que en los primeros 45 días del 2016 su único acto público fue acudir al Museo del Prado a una exposición de arte. Esta semana Montoro ha vuelto a aparecer. Esta vez para presentar los datos de déficit público de España.

Como algunos advirtieron, nuestro país no va a cumplir con el objetivo marcado por Bruselas. Estamos en el 5,16% y el máximo era el 4,2%. Se nos han ido nada menos que 10.000 millones de euros. Y claro, había que echarle la culpa a alguien. Lo que podríamos llamar «herencia recibida 2.0».

Primero Cristóbal Montoro cita como responsables a las comunidades autónomas (ahora sí pero en el 2011 cuando llegaron al gobierno no lo eran para él). Las regiones menos cumplidoras son Catalunya, Murcia, Comunidad Valenciana, Extremadura y Aragón. Luego se permite el ministro poner como ejemplo el pago de los medicamentos para combatir la hepatitis C (1.000 millones de euros) que han salvado muchas vidas.

No parece muy afortunado el reproche de Montoro sobre todo después de que el Ministerio de Sanidad dijera al anunciar esa inversión vital que no se iba a dejar de dar «un medicamento a una persona porque sea más caro o más barato». El pasado mes de octubre el comisario de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, ya mostró dudas sobre el cumplimiento de España. Hubiera sido una buena oportunidad para que nuestro Gobierno, al menos esta vez, se quedara callado a la espera de acontecimientos. Sin embargo, el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, acusó al comisario de estar enredando contra nuestro país por ser francés y por ser socialista.

UNA MENTIRA

Moscovici el tiempo y los propios datos del Gobierno le han dado la razón. No vamos a cumplir. Y eso después de haber escuchado al presidente Mariano Rajoy muchas veces decirnos que sí lo íbamos a hacer. Si la Comisión Europea tenía los datos, ¿cómo no iba a saberlo el Gobierno español (que es además quien se los proporciona a Bruselas)? Si lo sabía, nos mintió.

Quizá tuvo algo que ver el hecho de que estábamos a punto de empezar una campaña y unas elecciones y tendrían que haberse enfrentado a promesas más realistas sobre los impuestos y los recortes que ahora sí tendrá que hacer el nuevo gobierno esté o no el Partido Popular en la Moncloa.

Vamos a ver si en la nueva campaña electoral, a la que parece que estamos abocados, nos cuentan qué van a hacer de verdad con las cuentas públicas.

0 Comentarios
cargando