Se lee en minutos

Turquía recibirá de la Comisión Europea un mínimo de 6.000 millones de euros para hacerse cargo de los refugiados que lleguen a Grecia de forma ilegal. Es decir, que las personas que se jueguen la vida cruzando el mar Egeo desde la costa turca hasta llegar a alguna isla griega se encontrarán con la mala noticia de que las devolverán a Turquía. De nada habrá servido el riesgo asumido y el dinero invertido en la aventura.

Esta noticia llegaba a Atenas el mismo día en que se celebraba un encuentro organizado por la Unión de Federalistas Europeos y Jóvenes Europeos Federalistas y que se titulaba 'Solidaridad Europea'. Los participantes se reunieron en los locales de 'Europe Direct', situados en una zona céntrica de la capital griega. Cuando llegaron se encontraron con que los jardines del entorno estaban ocupados por personas que se inyectaban droga a la vista de todos. Decenas de personas. En los soportales de los edificios cercanos estaban los cartones y las mantas que les habían servido de cama a cielo abierto. Cuando los debates se interrumpieron para hacer un tentempié en el patio del recinto los federalistas se dieron cuenta de que había gente que los miraba con envidia. Envidia hambre. Alguna de esas personas vio compensada su espera con algo de comida.

La Atenas de hoy vive tiempos muy difíciles y duros. Mucha gente duerme en la calle. Los sin techo de Barcelona son una anécdota comparados con las filas de personas durmiendo en la plaza Omonia, unas al lado de otras tal vez por miedo a que no les agredan los descerebrados de extrema derecha.

Es en esta Grecia donde han confinado a las decenas de miles de refugiados que querían seguir los pasos de los que les habían precedido camino del norte de Europa. ¿Cómo puede hacerse cargo de ellos un país que está en las condiciones catastróficas en que se encuentra Grecia?

En las jornadas de los federalistas europeos intervino el director de operaciones médicas de apoyo en Atenas y miembro de Médicos sin Fronteras Apostolos Veizis. Estaba indignado con la Unión Europea. Como tanta gente de buena fe. Cuando le preguntaron qué pasaría con los miles de refugiados que han sido trasladados al puerto de El Pireo contestó que los esconderán: “Se acerca la temporada de verano y no querrán que los vean los turistas que llegan en cruceros”.

Te puede interesar

Pero hay demasiada pobreza que esconder en Atenas. El dinero que irá a parar a Turquía para que 'compre' refugiados lo necesita también Grecia para atender a su gente.

La Unión Europea ha abandonado a los refugiados, pero paseando por Atenas tienes la sensación de que a Grecia ya hace tiempo que la abandonó a manos de sus dioses de piedra, sucios de pintadas que hace años que nadie borra.