Aburrimiento

1
Se lee en minutos

El mundo del libro es muy aburrido, dicen. Será por eso que cada vez hay vez menos espacios para libros en los medios de comunicación. Así que todos debemos esforzarnos  para que sea más entretenido. No parece suficiente que Vargas Llosa esté pidiendo a gritos que alguien le diga cómo dejar de ser portada de la revista '1Hola!' O que Ignacio Sánchez-Cuenca haya agotado en dos días su libro 'La desfachatez intelectual' (Catarata) en el que les da un repaso a algunos escritores que escriben artículos de corte político, como Muñoz Molina, Félix de Azúa Pérez-Reverte, por, según él, un: “hay que documentarse un poco más antes de hablar de ciertos temas”.

Quizás para reforzar la tesis de que el mundillo literario puede ser tan 'cool' como el de la música o el cine, podríamos destacar la novela de Sjón'El chico que nunca existió' (Nórdica), no solo porque sea aire fresco para las letras actuales, sino porque este escritor es una figura muy importante de la música islandesa como letrista de la gran Björk. A lo mejor así conseguimos que cambien de opinión esos críticos descreídos.

Noticias relacionadas

Y si hace falta más carne en el asador, pues la servimos poco hecha, recordando que en esa estupenda y recién publicada novela de Herman Koch'Estimado señor M' (Salamandra / Ara), los dos escritores holandeses enfrentados a sangre y que responden a las iniciales de M y N, están inspirados en Harry Mulisch y Cees Nooteboom. Pero deberemos ser más convincentes porque aquí continuamos con la cháchara de que hay que darle más vidilla al sector editorial, que se nos muere.

Pero ¿qué podemos hacer si cada vez tenemos menos famoseo publicando libros de cocina? ¿Si Lucía Etxebarría habla de su coeficiente intelectual y los vampiros surgen de las tinieblas para tirarse a su yugular cual oso del 'Renacido'? Así no habrá escritor que se atreva a abrir la boca. Y ¿cómo haremos entonces para que algún espabilado programador se dé cuenta del potencial que tienen e invite a alguno a participar en un Gran Hermano VIP? A fin de cuentas, no olvidemos que eso del Gran Hermano orwelliano surgió del mundo de las letras. Seremos aburridos, pero no tontos. 

Temas

Libros