Visca 'Polònia'!

Se lee en minutos

Queco Novell, como Mariano Rajoy, en uno de los gags más vistos de las últimas temporadas de ’Polònia’. / MINORIA ABSOLUTA

Lo confieso: soy militante de 'Polònia'. Soy fan desde el primer día, cuando no teníamos ni idea de que llegaría a ser lo que es actualmente, ni mucho menos que la situación política catalana sería la que es ahora. Cuando teníamos, y aún tenemos, ganas de contar las cosas que pasan con humor y cierta dosis de mala leche, tal como hacían a principios del siglo XX los héroes de la prensa satírica catalana. De reírnos de la trascendencia de unos acontecimientos que, al fin y al cabo, no lo son tanto o nada.

Diez años después de la primera emisión, creo poder decir que 'Polònia' ya es parte de nuestras vidas: nacimientos, muertes, bodas, divorcios, alegrías, dudas, malos humores, siestas robadas que se han colado en el camerino de maquillaje, en el plató, en las salas de montaje, en las mesas de producción, en la redacción de los guionistas, en el control de sonido y de realización. En todas partes.

Hoy es el turno de alabar el equipo invisible que llena estos espacios, a todos los que cada semana hacen posible que el gag quede lucido, que entre en las casas listo para ser reído y disfrutado. Y no es cierto que nos lo pongan fácil, si bien leyendo la prensa o mirando los telediarios así lo parezca.

‘Per molts anys’ a todos, a los que lo hacemos y a los que lo disfrutáis. Que ‘Polònia’ siga formando parte de nuestras vidas, la de todos, y un abrazo sincero para quienes les sirve, durante media hora, para huir de situaciones incómodas, desagradables o tristes.

Noticias relacionadas

Nosotros continuaremos tocando el timbre y saldremos corriendo para que no nos pillen.

Si hoy es jueves, toca ‘Polònia’.

Temas

Polònia